Norma que debiera ser de obligado cumplimiento

Norma que debiera ser de obligado cumplimiento para todos
Para facilitar la organización de vehículos y saber a quienes hay que esperar en Mompía o en cualquier otro lugar de reunión de salida, se ruega muy encarecidamente enviar un mensaje bien al móvil, o bien al correo electrónico de Alberto o quien dirija la salida, indicando quiénes van a ir a la marcha, lo más tarde el viernes al mediodía, si es posible.

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

domingo, 1 de febrero de 2009

PICO SAN VICENTE O COMO VIVIR LA AVENTURA EN LA BAJA MONTAÑA

Pues no señor, no hace falta irse a la lejana Patagonia, o al legendario Himalaya, ni a ninguna montaña de 2.000 o 3.000 mts para vivir una arriesgada y excitante aventura.
Pero comencemos por el principio, quedada a las 8 a.m. en el corte inglés y una cara joven y nueva, por cierto, tocayo mio, Alberto, hijo de Tomás, bienvenido y esperemos que repitas si no has quedado traumatizado con lo del sábado. Pues además de Alberto nos juntamos 10 más, ha saber, Elena, Mayte, Carlos, J.R, Dani, Juanjo, Javi, Tomás, Jose y el otro Alberto osea un servidor, vamos, el equipo de fútbol completo, solo faltaba el arbitro.
Al iniciar nuestro camino por la carretera comienza a clarear el día y aunque no llueve, vemos que el cielo está totalmente cubierto y las nubes bastante bajas cubren las cumbres de las montañas que vamos dejando a nuestra derecha. Llegando a Ramales de la Victoria en donde tomaremos el cafetito para a continuación iniciar la marcha desde el mismo lugar, damos vista al pico San Vicente, nuestro objetivo de hoy y vemos con agrado que las nubes no llegan a cubrir su punto más alto lo cual nos infunde ánimo, el cual se desinfla cuando al iniciar nuestro caminar vemos que dicho punto ya ha sido devorado por la niebla lo mismo que el resto del cordal que desde la cumbre del pico San Vicente recorre hacia la derecha lo que es el inicio de la sierra del Hornijo.

saliendo de Ramales con el pico San Vicente al fondo tapado por la niebla


entre las dos montañas que deja ver la niebla está el paso llamado la Muesca por donde tenemos que acceder a la vertiente sur del cordal para una vez allí,conectar con las subida a la cumbre que se realiza desde el valle de Soba, más concretamente desde del pueblo de Rozas.

al preguntar en el pueblo por la salida del mismo para coger bien el camino, nos informan que la subida que llevamos marcada en el mapa no es recomendable pues hay que atravesar un monte de encinas con mucha maleza y el suelo es un lapial con mucha roca y hierba, bastante complicado de andar. Nos surgen las dudas, y observando los mapas y el terreno vemos que si realizamos una travesía hacia la izquierda por un camino que discurre por el borde inferior del monte nos pone justo debajo del pico San Vicente y en donde el monte termina por lo que podremos acceder a las laderas del cordal, y atravesar, esta vez hacia la derecha para ir remontando y desembocar en la misma brecha de la Muesca.
recorriendo el camino para salvar el monte, lo haremos por el prado que se ve al fondo, e iremos subiendo ya por encima del monte en la parte superior de la foto remontando hacia la derecha
en la parte superior del prado

remontando ya por encima del monte, el terreno es un poco incomodo pero se va superando sin mucha dificultad, sobre todo pisando por los pedreros que al ser la piedra algo grande aguanta bien nuestro peso sin deslizarse

aquí vemos la ladera que estamos superando y que se hace interminable, al fondo Ramales

vamos con los sentidos puestos en buscar el paso de la Muesca ya que la niebla nos tapa todo el cordal y pendientes de no rebasar dicho paso, y cuando creemos que ya está próximo nos paramos a tomar las 11 (así llamaban en mi pueblo el aperitivo de media mañana) aunque ya sean las 11,30. Nos reagrupamos y ponemos manos al picoteo, después del cual afrontamos ya entre la niebla la subida al collado de la Muesca que resulta ser una canal herbosa bastante pindia, aunque por la cara de los de la foto muy disfrutona.

en el collado dando vista a la vertiente de Soba, que tenemos que descender un poco para iniciar una travesía hacia la izquierda en busca de la subida al pico. La niebla nos dificulta ver el terreno y comenzamos la travesía-descenso en busca de algún sendero que nos conduzca a dicha subida

y la travesía discurre sin ningún sendero, por terreno rocoso que resulta bastante disfrutón pues la bota se adhiere bien en la caliza

un chico que desciende de la cumbre y que oye nuestras voces (¡con lo silenciosos que caminamos nosotros!) sale a nuestro encuentro y nos indica el sendero de subida (¡muchas gracias! ese es el espíritu montañero) el cual encontramos enseguida, y nos conduce a la cumbre ya sin problemas pues está bastante marcado y hitado


y enseguida llegamos a la cumbre que para nuestro regocijo encontramos libre de niebla y que nos deja ver la espléndida panorámica que desde ella se dislumbra

así se ve Ramales desde la cumbre



la misma pero con zoom

la foto del grupo con la banderita

disfrutando de las vistas y serenando el espíritu


la crestería libre de nubes y que como se ve es un lapial complicado de recorrer

como en la cumbre hace un poco de "rasca" descendemos para comer donde comienza la subida que estaremos más al "abrigaño"

la oreja bien tapada que hace frio
el descenso

con el estomago llenito iniciamos el descenso, que como tenemos que volver a salvar el collado de la Muesca, se convierte en ascenso, y claro....con el estomago lleno..... ¡como cuesta, ¿eh Alberto?!


en la Muesca dando vista a la vertiente norte con Ramales al fondo

y esta la vertiente sur con el valle de Soba al fondo
Alberto reponiendose de la dura ascensión al collado

y mientras esperamos a los rezagados en el collado, salen propuestas
¿por qué no descendemos a derecho, atravesamos el monte y tenemos ahí enseguida la pista!
¡no sé! ¡no sé! que nos dijeron en Ramales que estaba bastante mal!
pero fijaros en el tejado de esa cabaña, es solo descender en dirección a ella, no hay ninguna pérdida!
y como visto desde aquí pues parece que la cosa no está tan mal.........
-¡ya, ya, bueno hacer lo que queráis yo no quiero saber nada!
y sin más los primeros comenzamos a descender en dirección al tejado de la cabañita

aquí se ve como estaba el terreno, que al principio pisando con mucho cuidado, pues se va superando con relativa facilidad

desciendo por una zona con rocas de tamaño bastante grande, avanzo mi pie derecho para posarle con confianza sobre una de ellas y de repente ¡zaas!, cede la piedra, comienza a rodar y yo con ella, ¡dandome una monumental culada! consigo pararla para que no ruede hacia los que me preceden y tras unos segundo de agudo dolor me pongo en pie y continuo descendiendo.

Solo ha sido un susto.

el descenso cada vez se complica más, más roca, más hierba, más agujeros.........pero, ya no tiene vuelta atrás.......asique.....¡¡adelante!!
¡¡uuuf!! ¡¡esto comienza a olerme muy mal!!
¡¡pero a quién se le ha ocurrido meterse por aquí!! ¿me quereis matar, o qué?
oigo por detrás de mi
y como lo que no mejora empeora, pues eso, que a las rocas, a la hierba y a los agujeros se le añade ahora la maleza, las zarzas.........y los juramentos que oigo a mis espaldas son cada vez más fuertes
pues no, no es que hayan descubierto algún animal exótico entre la maleza, es que Dani se ha caido todo lo que es de largo en la misma, y Junjo le está ayudando a componer la figura......¡menos mál que todas las caidas fueron sin consecuencias!
y entre arañazos (yo los tenia hasta por las ingles), caidas, reproches (¡¡la culpa es del guia, por dejarse llevar por aquí!!) y juramentos, vamos superando lentamente el infierno por donde nos hemos metido
dejando atrás la selva
y despues de casi dos horas de lucha salimos a la pista, que ya sin problemas recorremos hasta que nos deposita sanos y salbos en Ramales
ahora se ve la cumbre del pico a la izquierda, y el primer collado de la derecha es la Muesca, por donde pasamos por la mañana hacia allá y por la tarde hacia acá
la misma con más detalle
Y este ha sido el relato de una aventura vivida por debajo de los 900 mts. que terminó sin más contratiempos que bastante rasguños, algún moratón, y unos pocos vendajes en la mano. Se puede decir que la marcha tubo de todo menos monotonia, y al final estas marchas son las que se recurdan por más tiempo.
¡¡¡HA RECUPERARSE DE LAS HERIDAS PARA LA PRÓXIMA!!!

4 comentarios:

Javichu dijo...

Muy bueno el relato y como no las fotos.-
Las heridas van curándose poco a poco.-

Javichu dijo...

Que sea la última vez que me sacas una foto metiéndome el dedo en la nariz.-

Justo López García dijo...

¿No hubiera sido más acertado el haber hecho el recorrido de vuelta deshaciendo lo andado, es decir, aregresando por los pasos de la ida, que ya teníais conocido?
¡No se os puede dejar de la mano, y menos, en recorridos de poco calado (no por la ausencia de lluvia, ya me entendéis), sino por la poca altitud!
¿Dónde estaba el guía en esos momentos? Como siempre, PERDIDO.
¡Qué sea la última vez!

elena dijo...

Con que un equipo de fútbol,eh?... pues es cierto que no nos hubiera venido mal un árbitro.

PERO QUE NARICES...SI YA NO ENGAÑAMOS A NADIE
¡¡¡VIVA LA AVENTURA!!!