Norma que debiera ser de obligado cumplimiento

Norma que debiera ser de obligado cumplimiento para todos
Para facilitar la organización de vehículos y saber a quienes hay que esperar en Mompía o en cualquier otro lugar de reunión de salida, se ruega muy encarecidamente enviar un mensaje bien al móvil, o bien al correo electrónico de Alberto o quien dirija la salida, indicando quiénes van a ir a la marcha, lo más tarde el viernes al mediodía, si es posible.

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

lunes, 31 de agosto de 2009

Integral de FUENTES CARRIONAS: a la segunda, la vencida

Pues sí, en este caso, a la segunda conseguimos superar este fuerte reto que es la llamada integral de Fuentes Carrionas, que como ya la mayoría sabéis consiste en realizar todas las cumbres del cordal que va desde el Curavacas hasta Peña Prieta (a algunos he oído comentar que Peña Prieta no entra en el lote, pero yo creo que por lo emblemática que resulta su cumbre no debe dejarse fuera de este bonito y duro recorrido) y luego regresar otra vez en dirección sur por el cordal que termina con la montaña más bonita de todo el recorrido, el Espigüete.
El recorrido se inicia en el pueblo palentino de Vidrieros a 1.320 mts. de altitud y se termina en el aparcamiento situado entre los dos pueblo de Cardaño, también palentinos y situado a una altitud de 1.350 mts.
La integral en cifras se puede resumir en: 3.700 mts. de desnivel ascendente, otros tanto de descendente, unos 33 km. de distancia y 18 cumbres de más de 2000 mts., con el punto más alto en Peña Prieta, de 2.538 mts. y el punto más bajo del recorrido, salvo el inicio y el final, el collado de Mazobres a 1971 mts., llegando ya al Espigüete.
Las cumbres, decir que estubimos en el punto más alto de todas, salvo de las Peñas Zahurdias, entre Peñas Malas y el Murcia y del Alto de la Hoya de Martín Vaquero, aunque pasamos muy cerca de las dos .
Pero comencemos por el principio.
La idea de realizar la integral se comienza a fraguar el 22 de Septiembre del 2007, día que realizamos la ascensión del Espigüete 6 miembros del grupo, entre los que se encontraba Elena, que fue la que al llegar por la tarde, después del descenso por la pedrera sur de la montaña, al pueblo de Cardaño de Abajo, sugirió la posibilidad de realizarla, después de verla descrita en un cartel anunciador situado en dicho pueblo.
Pero muchas veces estos proyectos se quedan en eso, en proyectos, y van pasando las fechas y no se encuentra el momento de llevarlos a cabo.
No es este el caso, pues el sábado 2 de Agosto del año pasado, osea, un año después de lanzar la idea, a las 7 de la mañana partía de Vidrieros con Elena, Justo, Eloy y Oliber de compañeros,con el firme deseo de culminar todo el recorrido de la integral, y todo iba bien hasta que en el collado del Ves donde paramos a comer, por diversos motivos, abandonaron Elena y Justo, continuando el resto hacia Peña Prieta, donde vivaqueamos, para al día siguiente continuar hacia el Espigüete, al pie del cual llegamos a lasa 3 de la tarde con un tremendo calor y sin una gota de agua en las botellas, ante lo cual, la única opción que nos quedaba era descender por el valle de Mazobres que discurre por la vertiente norte de la montaña y que desemboca en el aparcamiento donde teníamos el coche.
Y analizando detenidamente lo realizado, rápidamente vimos los errores que habíamos cometido y que no nos habían permitido llevar a buen puerto nuestro sueño.
Uno: la hora de partida tanto del sábado como del domingo, que fue a más de las 7 de la mañana el primero y cerca de las 9 el segundo, cuando no debería haber sido más tarde de las 6,30.
Dos: el vivac, que lo realizamos en Peña Prieta, donde no teníamos agua para la cena ni para el desayuno, ni tampoco para el recorrido del día siguiente, donde no se encuentra agua en todo el recorrido hasta llegar al Espigüete, dándose además la circunstancia de que este día fue muy caluroso, todo lo cual hizo que llegásemos muy tarde al pie de esta montaña y sin agua, y por lo tanto que fracasara nuestro proyecto.
Y como de los errores se debe aprender, con la lección bien aprendida, este verano volvió a mí cabeza con fuerza las ganas de realizar este reto, y después de propagar esta idea, en esta ocasión solo conseguí reunir a dos compañeros de aventuras a saber, Jota nuestro esporádico compañero de marchas del país Vasco, y Jose, recién salido de una lesión que le ha tenido en el dique seco casi cuatro meses.
Fin de semana del 21-22 y 23 de agosto, previsiones del tiempo inmejorables, los tres que hemos manifestado nuestro deseo de acometer esta empresa estamos libres para afrontarla, por lo que el viernes 21, a las 8 de la tarde nos encontramos Jose y yo con Jota, que viene desde Bilbao, en el aparcamiento situado entre los dos Cardaños, para dejar uno de los coches en dicho aparcamiento con el fin de tenerlo a nuestra disposición el domingo cundo terminemos nuestro recorrido.
A continuación nos dirigimos a Vidrieros donde dejamos el otro coche y después de prepararnos concienzudamente, hacia las 9 de la noche iniciamos nuestra marcha, con la idea de llegar al inicio de la pedrera que conduce al Callejo Grande donde hay un manantial de frescas y cristalinas aguas, y montar el vivac por la zona para pasar nuestra primera noche en el monte.
listos para partir
desde el pueblo de Vidrieros contemplamos la primera cumbre de la integral: el Curavacas
Después de llenar las botellas de agua, en una campa que hay unos metros más abajo del manantial preparamos nuestros sacos para el vivac, como veis bien juntitos para darnos calor. ¡Pero no revueltos ¿heee?
El espectáculo que nos deparó el cielo estrellado no os lo puedo describir, solo deciros que nos dieron las tantas contemplándolo (no había luna, que es lo ideal para ver las estrellas) y yo disfrute de lo lindo explicando a mis compas constelaciones, estrellas, galaxias, etc., y así discutiendo de lo divino y de lo humano estuvimos hasta que dijimos:
¡oye, que mañana nos tenemos que levantar a las 5, yo por lo menos, que me quiero calentar mi leche con mis sopitas!
¡que a las 6,30 como muy tarde tenemos que comenzar a caminar!
y efectivamente, a la mañana siguiente justo a las 6,30, cuando el cielo comenzaba a clarear nos ponemos en marcha con todo el ánimo del mundo, aunque a mi me ronda por la cabeza esta pregunta ¿lo conseguiremos?
cargamos con cuatro litros de agua, que hace aumentar considerablemente el peso de nuestra mochilas, pero no queda más remedio, pues no encontraremos agua hasta que no lleguemos al pozo de las Lomas, al final ya de la jornada.
Con la fresca de la mañana subimos bastante cómodos y enseguida ganamos altura y vamos dejando abajo el lugar donde hemos pasado la noche.
seguimos subiendo y los primeros rayos de sol comienzan a calentar las cumbres del Curavacas

y a las 9 hacemos cumbre en nuestro primer 2000
así estaba el panorama hacia Rio Frio y los Picos
a mi cabeza regresa continuamente cuando pasamos por estos mismos parajes el año pasado, y me sirven de referencia para comparar horarios, lo cual me da mucho ánimo pues llevamos dos horas de ventaja con respecto al horario de hace un año. Iniciamos la travesía del Curavacas
y continuamente vuelven a mi mente los pasos recorridos ahora hace un año
y hasta los rebecos se ofrecen a alegrarnos la travesía


enseguida llegamos al Curruquilla, segunda cumbre del recorrido.
El sol nos brilla con todo su esplendor, pero al soplar bastante el viento, no nos resulta para nada molesto, y la temperatura resulta agradable
echando un vistazo a lo recorrido
esta es la cumbre del Curruquilla
esta es la montaña que más me inquieta de todo el recorrido y que se nos atragantó el año pasado: el Espigüete
¿descenderemos mañana su bonita arista Este?

continuamos y afrontamos la ascensión más dura que nos queda hoy, la subida al Hoya Continua que vamos salvando a tramos por la arista y a tramos por las laderas herbosas de su cara sur, y hacia las 12,30 llegamos a su punto más alto
desde esta cumbre vislumbramos claramente lo que nos queda hoy por recorrer y ¡¡uuuuffff!! cuanto nos queda aún.
Pero vayamos paso a paso. Lo más inmediato es pensar donde paramos a comer y a descansar un buen rato, que lo tenemos bien merecido ¿no creéis?
-¡cuando lleguemos a aquellas piedras que blanquean!
¿os parece?
¡venga, de acuerdo! vamos para allá
después de comer y de echarnos una pequeña siesta continuamos y enseguida llegamos al cdo. del Ves, lugar donde Elena y Justo se retiraron el año pasado.
Comenzamos otra vez a ascender hacia el Alto del Ves y al volver la vista atrás vemos el gran trecho que ya hemos cubierto.
la laguna de Fuentes Carrionas nos va acercando hacia el Tres Provincias y Peña Prieta, ya se va viendo el final de la jornada
¡allí estábamos a las 9 de la mañana!
y hacia las 5,30 de la tarde despues de dejar nuestra mochilas al pie del Tres Provincias, y cerca de la canal por donde bajaramos a buscar nuestro segundo vivac, llegamos a la cumbre de Peña Prieta, y así se nos muestra el macizo central de Picos
esta vez no nos quedamos aquí, así que despues de contemplar el panorama y hacernos alguna foto, nos dirigimos hacia el Tres Provincias que como vamos sin peso parece que volamos
Peña Prieta desde el Tres Provincias
pero toca volver a cargar con las mochilas y descender la incómoda canal que nos depositará en el Pozo de las Lomas, al pie de las agujas de Cardaño.
Aquí esperamos encontrar lo más arriba posible agua para descender lo menos posible y poder vivaquear sin perder demasiada altura.
Y la verdad es que tubimos suerte, pues enseguida encontramos un manantial, y unos metros más abajo de él una magnífica campa donde podemos poner nuestros sacos para disfrutar de otro magnífico vivac.
En la foto se vé a la izquierda del lago pequeño la campa donde dormimos
a las 7 de la tarde, después de 12 horas y media llegamos al ansiado sitio de descanso, y como estamos bastante cansados, después de una suculenta cena con sopita caliente y un magnífico puré de patatas con salchichas rapidamente nos metemos en los sacos.
Esta noche no tenemos tantas ganas de hablar, y a los pocos minutos estamos todos en los brazos de Morfeo
la noche resulta más calida que la anterior y no se necesita encerrarse en los sacos, asíque entre sueño y sueño me maravillo una véz más del grandioso espectáculo del cielo estrellado.
La via láctea brilla con intensidad atravesando el cielo de parte a parte, y como siempre que lo contemplo me surge la eterna y misteriosa pregunta.
¿seremos los únicos seres vivos en esta inmensidad de estrellas?
y una convicción casi profunda me dice que nó, que es practicamente imposible que entre tantos miles de millones de soles, solamente en esta diminuta estrella a la que continuamente damos bueltas sea donde ha surgido la vida.
He inmediatamente surge la siguiente pregunta
¿como será la vida por ahí arriba?
son todas magníficas preguntas, que hacen sentirte insignifante, pero a lavez también grandioso, pues somos los únicos seres que conocemos que sean capaces de hacerse estas preguntas.
Pero llega la hora de dejar de soñar, son las 5 de la mañana y el despertador vuelve a sonar y nos obliga a ponernos otra vez en moviento, con la incertidumbre de que es lo que nos deparará el dia que enseguida va ha comenzar.
¿conseguiremos nuestro objetivo?
lo que más me preocupa es lo que dejamos sin hacer el año pasado; el Espigüete, y me digo a mi mismo que tenemos que procurar llegar cuanto antes a su pie, para tener más garantias de poder cruzarle con éxito.
Volvemos a cargar con cuatro litros de agua, y a las 6,30 nos ponemos otra vez en marcha, aún es de noche cerrado y con nustras frontales vamos descubriendo el camino que por una interminable pedrera nos eleva rápido hacia la primera cumbre del dia; el Pico Lomas.
Esta bonita foto nos hizo Jota llegando a su cumbre, con la claridad del alba al fondo
Llegamos a la cumbre del Pico Lomas, son las 7,15, ¡¡hemos subido casi 400 mts. en tres cuartos de hora!!
recorremos la arista que nos lleva al Pico Cuartas y en poco más de 15 minutos pisamos su cumbre, aún sin salir el sol
descendemos de dicho pico para recorrer todas las lomas que nos separan de Peñas Malas, el Murcia y el que me dá cada vez más miedo; el Espigüete, que se ve cada vez más cercano y a la vez más desafiante
en el Pico de las Gudañas, tercer 2000 del dia
y otra vez él ¿os he dicho alguna vez que es una de las montañas más bonitas que conozco?
atacando a la también bonita montaña de Peñas Malas

aquí ya en su cumbre
y aquí recorriendo su bonita arista
nos toca perder altura por las laderas de las Peñas Zahurdias, unos 150 mts. de desnivel y volver a superar unos 200 para ganar la cumbre del Pico Murcia
son las 11 de la mañana, llevamos unos 2 horas de ventaja con respecto al año pasado
pero cada vez que miro hacia el Espigüete y veo su vertical arista oeste, por la cual tenemos que ascender, me entra un cosquilleo en el estómago y me pregunto como subiremos por ella con el mochilón que llevamos encima
llegamos al collado de Arra, previo al inicio de la arista Oeste, un poco antes de la 1 del mediodia, y a la sombra de una peñas nos paramos a descansr y picar un poco antes de afrontar nuestro último y más fuerte reto del dia
a mí casi no me entra la comida, pues lo nervios me tienen inquieto y con ganas de comenzar la escensión.
Y enseguida comenzamos, vamos encontrando jitos que nos meten de lleno en la arista, pero enseguida tenemos momentos de incertidumbre.
El único que conoce esta subida soy yo, pues la realicé el año pasado a la semana de nuestra retirada en la integral, junto a Elena, Justo, y los arañones Pili, Edu Oliber y Jap, y aunque voy reconociendo los lugares por donde ascendimos, a la hora de meternos en plena arista no recuerdo bien por donde lo hicimos y tras unos minutos de duda, con un encajonamiento de mochila incluido que me hace pasar un momento de apuro, Jose que va por delante de mi acierta con el paso y se mete en dicha arista, que por cierto resulta una ascensión preciosa, y ya con el camino encontrado, aunque muy pindio, me resulta de lo más disfruton, además la mochila no resulta ser muy molesta y me anima al mirar hacia abajo y ver con satisfacción todo lo que ya hemos ascendido.
Nos toca hacer un destrepe de unos 20 mts. que nos esije la máxima atención, y a continuación una vira en travesia algo expuesta que sigue aportando tensión a nuestro progreso
y seguimos trepando, prestando mucha atención donde ponemos las manos, pues nos encontramos con mucha piedra suelta

poco a poco la pendiente se va suabizando y ya solo nos queda seguir ascendiendo con ligera tendendencia hacia nuestra derecha, por terreno más comodo, y si mi memoria no falla, ya están superados los peores obstáculos y nos queda poco para la cumbre
¡¡lo hemos conseguido chicos!! grito a mis compañeros
¡¡ya tenemos ahí la cumbre!!
dando los últimos pasos, saliendo ya a la arista cimera
y a las 3 en punto de la tarde
¡¡CUMBRE EN EL ESPIGÜETE!!
¡nuestra última cumbre de la integral!
bueno, habrá que esperar hasta llegar a bajo para celebrarlo, ya sabeis una cumbre no se consigue hasta que no se llega al campo base.
A los pocos minutos de nuesrtra llegada, lo hacen también dos chicos que nos han estado siguiendo todo el fin de semana y que también están realizando la integral. Uno de ellos es conocido de Jota, y nos vamos contando con alegria nuestras vivencias.
Nos comentan que ellos comenzaron cuatro, pero que uno se retiró al llegar a Peña Prieta el dia anterior, y otro lo hizo esta mañana desde el collado antes de afrontar la subida al Murcia, y esque la integral
¡es muy dura, amigos! ¡muy dura!
Aquí estamos todos juntos celebrándolo
picamos un poco y nos ponemos rápidamente en marcha, son lasa 4 y todavia nos queda el descenso de toda la arista Este, que sin ser dificil, sí requiere constante atención con sus continuos destrepes y trepes, sobre todo la primera parte de la arista, con la dificultad añadida de la mochila que llevamos y el cansancio que ya se va notando en las piernas
compensado con las mágnificas vista que ofrece esta bonita arista
al fondo se ve el pueblo de Cardaño de Arriba, y por encima de él los lugares que hemos recorrido este fin de semana
y a las seis y cuarto de la tarde llegamos al aparcamiento de Cardaño donde nos aguarda el coche de Jose, esta vez sí con el trabajo bien terminado.
Y con la alegria del deber cumplido iniciamos nuestro regreso, con la obligada visita a casa Valentin en Aguliar de Campó para dar cuentas de unas suculentas jarritas de cerveza
¡¡que bien ganadas las tenemos!!
no quiero terminar este relato sin decir, que quiero dedicar esta actividad realizada a mis queridos compañeros y amigos, tanto a los de este año, Jota y Jose, como a los del año pasado, Elena, Justo, Eloy y Oliber, que sepais que durante todo el recorrido os tube en mi memoria, y que aunque nos estabais presentes físicamente, habeis realizado la integrla acompañándome en mi memoria.
¿QUIEN SE APUNTA PARA REALIZARLA EL AÑO QUE VIENE?
¡Un abrazote para todos!

4 comentarios:

Javichu dijo...

Quiero ser el primero en dar la enhorabuena por escrito a los 3 mosqueteros que han conseguido su objetivo, muy logrado y duro.- De haberlo intentado yo no lo habría conseguido a no ser que fuera seguido de cuando vine de Los Alpes que estaba como una moto.- Si el año que viene se vuelve a la carga y estoy bien entrenado, que esa es otra, lo intentaré con vosotros.-

Mayte dijo...

Jo, aunque ha tardado en ver la luz el reportaje merece la espera. Tan bien explicado , es como vivir un poco esa aventura los que nos quedamos. buf , para mi hubiera sido "demasiao" fuerte. Pero me alegro que unos compañeros lo lograran!

Luis García dijo...

Yo no quiero ser menos que los demas y os felicito por buestra hazaña, y por lo bien que está contada, yo tambien la hice, y sude y lo pase mal, pero al fin conseguí hacer la integral.
El prosimo año la intentare otra vez.

F E L I C I D A D E S.
---------------------

Justy dijo...

¡Bueno, bueno!
Todo son alabanzas para quienes en esta ocasión han logrado concluir la gesta. Pero
¿Qué pasa con los que el año pasado lo intentaron?
¿Acaso no tiene mérito el haber intentado lograrlo?
¿No hacen intentos fallidos en alcanzar la cima del Everest?
¡Ya lo dijo Calimero!: ¡¡ESTO ES UNA INJUSTICIA!!
¡¡¡Ya vendrán tiempos mejores!!!
¿Verdad, Elena? ¡Tú no hagas caso!
¡Vanidosos explotadores!