Norma que debiera ser de obligado cumplimiento

Norma que debiera ser de obligado cumplimiento para todos
Para facilitar la organización de vehículos y saber a quienes hay que esperar en Mompía o en cualquier otro lugar de reunión de salida, se ruega muy encarecidamente enviar un mensaje bien al móvil, o bien al correo electrónico de Alberto o quien dirija la salida, indicando quiénes van a ir a la marcha, lo más tarde el viernes al mediodía, si es posible.

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

lunes, 25 de enero de 2010

Una reflexión tras un accidente

http://www.foropicos.net/foro/viewtopic.php?f=1&t=21451&start=7

En este enlace del foro Picos de Europa se habla de cómo ocurrió el accidente que tubo lugar este sábado pasado en el Espiguete. El que lo explica (Avigamo) habla con conocimiento de causa, pues es miembro del GREIM, creo que los que tienen la base en Sabero.
Y me gustaría hacer una reflexión en el blog sobre lo ocurrido y sobre el peligro que tiene, sobre todo la montaña invernal. Según dice, en el grupo que ocurrió esta terrible desgracia, una de las personas era la primera vez que realizaba una ascensión invernal, lo mismo que la chica de 16 años.
Y así, a bote pronto, lo primero que se me ocurre, es que me parece una autentica temeridad e irresponsabilidad por parte de los responsables del grupo, o de los mas veteranos, o mas expertos, que me imagino los hubiese, el meterse en el corredor noreste del Espiguete con gente que no tiene experiencia en montaña invernal, con lo que ello conlleva de manejo de crampones y piolet. Creo, y no es que lo crea yo solo, sino que es lo que recomiendan en cualquier manual o guía de iniciación al montañismo, que la montaña sobre todo en invierno, requiere de experiencia y aprendizaje, en conocer las condiciones de la nieve, en la dificultad de las rutas y en el manejo de los crampones y piolet. En nuestro grupo, ahora mismo hay gente que se está iniciando en esto de la montaña con nieve, y otros que llevan aun poco tiempo en ello, y es por esto que en las marchas de calendario se procura meter rutas o ascensiones que no sean expuestas, o donde el riesgo a caídas quede reducidas al mínimo riesgo, como la ultima que realizamos al alto de las Verdianas, aunque tuvimos la desgracia de encontrar toda la subida casi limpia de nieve, y con este mismo criterio se ha puesto la próxima al Lomas y al Cuartas.
Por eso, cuando fuera de calendario hacemos Peña Vieja, o el Curavacas, o el corredor norte del Espi, mas fácil que en el que ha ocurrido el accidente, (aunque en esto de fácil o difícil influye mucho el estado de la nieve), debemos pensar en nuestra experiencia, en nuestras posibilidades a la hora de afrontar estas ascensiones, pues estas montañas en invierno no tienen nada que ver con su ascensión en verano, y por ejemplo, la ultima parte de la subida a Peña Vieja que es una rampa de mas de 200 mts. y que si encontramos placas de hielo, aunque se lleven crampones, podemos dar un patinazo y rodar esos 200 mts. con poca posibilidades de poder pararnos, sobre todo si no hemos practicado algo la autodetección. Y siguiendo con el corredor norte del Espi, yo le he hecho ya dos veces, pero hay dos situaciones en las que a mi no se me ocurriría meterme en el,
1- si esta muy cargado de nieve, sobre todo si aun no esta asentada, por el riesgo de aludes y
2- si la nieve esta muy dura y las puntas de los crampones apenas se clavan en ella, pues sobre todo la ultima parte de la ascensión es en travesía, y un patinazo ahí supone el deslizarte hacia un cortado con una caída, que lo mas fácil es que resulte mortal.
Con esto no es que quiera ser catastrofista ni ser más listillo que los demás, simplemente quiero hacer una reflexión y una llamada a la prudencia, yo el primero, pues creo que no debemos olvidar que la actividad montañera es muy bonita, pero también con ciertas dosis de riesgos, riesgos que creo se pueden minimizar si utilizamos inteligentemente nuestro conocimiento y nuestra experiencia cuando realizamos esta bonita actividad que tanto nos apasiona, a mi por lo menos.
Y termino esta reflexión con el deseo de que no volvamos a recibir más noticias como esta (mira que en el Espi casi todos los años cae alguien) y que sepamos valorar nuestras posibilidades a la hora de afrontar una ascensión, sin un miedo injustificado, pero con la prudencia de saber hasta donde llegan nuestras posibilidades.
Por cierto, que el sábado próximo día 30 tenemos luna llena y tenemos un nocturna pendiente, pero en contra de lo que parecía en un principio, parece que el tiempo no va a acompañar, por lo que habrá que posponerlo para el mes que viene, a ver si hay mas suerte. SALUDOS, Y MUCHA SUERTE A TODAS LAS PERSONAS EN LA MONTAÑA

2 comentarios:

Eloy dijo...

Alberto, estoy completamente deacuerdo contigo. ¿Te acuerdas un año que subimos por la Norte con la nieve-hielo dura de cojones?
...
Nos pusimos a comer en el collado cima del corredor Norte, y de lo chungo que estaba nos decidimos a bajar por la Sur. Bueno, pues aparte de como estaba eso, que era una auténtica berbena, nos encontramos de todo. Gente que hacía su primer invernal. Un tío explicándole a otro en cosa de un minuto como se hacía la autodetención en modo cutre (repito que nos otros no nos atrvimos a bajar por la Norte) despues de calzarse los crampones por primera vez. Tíos que bajaban encordados en ensamble sin ningún tipo de seguros... Buf se ponían los pelos de punta...
Ese mismo día murio otra persona en el Espiguete.
Sino hay más desgracias es porque Dios o la suerte no quieren.

Justy dijo...

Alberto, ¡vaya una reflexión!
¡Ya es hora de que sentéis la cabeza, y penséis (como yo he dicho siempre), que vamos a la montaña porque nos gusta y para disfrutar, no para estar en constante tensión y con un cierto grado de riesgo.
Y como dice Eloy, ¡es que hay gente que no ve o no cree ver el peligro que está siempre acechando!
Una vbez más: ¡SEAMOS TODOS RESPONSABLES Y ANALICEMOS HASTA DONDE PODEMOS LLEGAR Y HASTA DONDE PUEDEN ASISTIRNOS NUESTRAS POSIBILIDADES!
Por lo sensatos que sois, debo daros las gracias.