Norma que debiera ser de obligado cumplimiento

Norma que debiera ser de obligado cumplimiento para todos
Para facilitar la organización de vehículos y saber a quienes hay que esperar en Mompía o en cualquier otro lugar de reunión de salida, se ruega muy encarecidamente enviar un mensaje bien al móvil, o bien al correo electrónico de Alberto o quien dirija la salida, indicando quiénes van a ir a la marcha, lo más tarde el viernes al mediodía, si es posible.

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

martes, 26 de julio de 2011

Al Curavacas y Curruquilla pasando por Peña Prieta y Peña Redonda

Esta es el mapa de la marcha que realizamos el sábado pasado Jesús yo.
Cuando hablamos el viernes de lo que podíamos hacer, Jesús deja en mis manos el buscar destino, y cuando pasa a recogerme el sábado a las seis y media, le propongo dos opciones: Peña Prieta desde Ledantes por su arista Este, o irnos hasta Cervera de Pisuerga para subir hasta el puerto que hay por encima del pueblo de Santibañez de Resoba, unos kilómetros antes de llegar a Triollo y Vidrieros, y partiendo de este puerto, recorrer todo el cordal hasta la cumbre de Peña Redonda y regresar por el mismo sitio otra vez hasta el puerto.
Esta vez he desechado el acercarnos a los Picos, ya que los pronósticos siguen dando nuboso por el norte, y lo más probable es que nos encontremos con bastante niebla como nos pasó el sábado pasado en el Samelar y nos vuelva a chafar nuestro proyecto.
Mi compañero prefiere lo de Peña Redonda, pues es una zona que conoce muy poco, y aunque en un principio pone la pega de la distancia, echando cuentas, y sobre todo gracias a que la autovía nos lleva hasta Aguilar, no queda más distante que la zona de Potes, y además no hay que atravesar el desfiladero de la Hermida, así que enfilamos la autovía hacia Reinosa y nos dirigimos hacia nuestro destino.
Pasamos el puerto de Pozazal y vemos que el cielo está totalmente despejado, solo alguna zona con niebla baja nos impide ver el paisaje totalmente limpio. Llegando a Cervera vemos en la lejanía las grandes cumbres de la montaña Palentina, destacando sobre manera el Espigüete y sobre todo el Curavacas.
-¡que guapo está el Curavacas! digo yo.
-¡pues yo aún no le conozco! dice Jesús.
-la verdad es que es mucho más montaña que Peña Redonda.
-¡podiamos subirla y luego hacer la travesía hasta el Curruquilla y desde esta descender hasta Vidrieros haciendo circuito! 
-¡como quieras! dice Jesús.
Cuando llegamos al puerto desde donde tendríamos que partir para ir a Peña Redonda nos encontramos con una niebla bastante cerrada, producida por el gran embalse de Camporredondo que se encuentra en la otra vertiente, es lo que faltaba para acabar de convencernos para ir hasta Vidrieros.
-¡¡el Curavacas nos llama!!
-¡y nosotros somos de condición muy débil en estos casos!.
        






Pasadas las ocho y media partimos de Vidrieros con ¡cuatro grados de temperatura!
-¡hay que ponerse el chaleco y casi los guantes, a últimos de Julio!
Como la mañana está "fresca" se camina de maravilla y enseguida llegamos a las campas desde donde se nos muestra la montaña en todo su esplendor
La imponente canal sur por donde subí la primera vez que pisé la cumbre de esta bonita montaña. 
¡que ganas tengo de repetirla!
Y el de la derecha es el Callejo Grande por donde vamos a subir hoy
A medida que ganamos altura la vista se va recreando con unas inmejorables vistas, esta del pueblo de Triollo. El paisaje hoy está limpio, limpio.
Peña Redonda, la gran sacrificada en el día de hoy.
Vamos ganando altura con soltura, procurando esquivar las incómodas pedreras. Hay gente que ha madrugado más que nosotros y otros que son más rápidos, progresan por encima nuestro.
Llegando a la salida hacia la cara norte, con toda la subida a nuestra espaldas.
Esto es lo que vemos cuando salimos a la cara norte a pocos metros de la cumbre. Los puertos de Riofrio y los Picos con un bonito mar de nubes.
Y la foto de cumbre, primera vez para Jesús y cuarta para mi. Estamos a 2.526 mts. sobre el nivel del mar
Desde la cumbre fotografío a dos que suben por el Callejo Grande.
Hacia el Este vemos las montañas del Alto Campoo abrazadas por las nubes. De izquierda a derecha Peña Labra, Pico Tres Mares y Cuchillón.
Hacia el noroeste Peña Prieta y Tresprovincias, con la Torre de Salinas asomando por la derecha de Peña Prieta.
                                                                                    
Y hacia el suroeste la cumbre central y oeste del Curavacas, con el Portillo entre ellas, y por encima de este, el Espigüete. A la derecha de la cumbre oeste vemos el Curruquilla y el Hoya Continua. Alineada con esta, al fondo el Pico Murcia, viéndose también a su derecha de un color más claro Peñas Malas.
A nuestros pies tenemos el pueblo de Vidrieros de donde hemos partido y a donde tenemos que regresar.
Un poco antes de llegar a la cumbre nos cruzamos con dos muchachos que ya descendían. Nos comentan que hubiesen querido realizar la travesía del Curavacas hacia el Curruquilla, pero como no la conocen no se atreven a ello. Como nosotros queremos realizarla, les invitamos a que nos acompañen, a lo que acceden de inmediato. Son dos hermanos de Aguilar de Campoo de 17 y 21 años. Nos comentan que practican el atletismo, cosa fácil de creer viendo como caminan por la montaña.
Dejamos la cumbre atrás.

Al llegar al collado entre la cumbre central y la oeste, denominado el Portillo, fotografío la cara norte con algún nevero que resiste al verano.
Y comenzamos la travesía por la cara sur de la cumbre oeste, con pasos que vistos de lejos imponen, pero que una vez que te acercas a ellos, se dejan querer.
-¿por ahí tenemos que pasar? me pregunta alguno temeroso.
-¡tranquilos que se pasa sin problemas! ¡con cuidado, pero sin problemas!
Rápidamente me viene a la memoria cuando recorrí estos pasos realizando la llamada integral de Fuentes Carrionas, en el 2008 que se quedó en el intento, y en el 2009 que lo conseguimos. En las dos ocasiones nos fotografiamos en este paso, y en esta hacemos lo mismo.


También a Alberto y Alejandro, que así se llaman los dos hermanos
Continuamos nuestra travesía con un ambiente impresionante y pasado lo más espectacular nos enfilamos hacia el Qurruquilla que ya vemos más próximo

Dejamos atrás el Curavacas y la bonita travesía realizada

Jesús llegando a la cumbre del Curruquilla, cumbre de 2.414 mts.
Alejandro ya está descansando cuando llegamos los demás a la cumbre
El pueblo de Triollo y el embalse de Camporredondo desde la cumbre del Curruquilla
Y los cuatro en la cumbre con lo recorrido a nuestras espaldas
Dejamos la cumbre para descender hacia el collado que separa esta de la Hoya Continua en busca de una bajada que nos descienda hacia el fondo del valle. Enseguida vemos el camino al que tenemos que llegar. Dejamos la arista y comenzamos el descenso.

Con grata sorpresa nos encontramos con una pedrera muy apropiada para descender por ella, y disfrutando, vamos perdiendo altura por esta empinada y larga cuesta que si no, nos hubiese hecho sudar de lo lindo
Pocas veces he descendido por una pedrera tan disfrutona. Todos son cantos redondos, algunos con estos curiosos líquenes.
Un poco antes de terminar la canal cogemos un sendero a nuestra derecha que nos lleva a esta bonita majada al pie del pico Hoya Continua. Desde aquí parte el camino que recorriendo el valle situado al sur de las cumbres que hemos visitado, nos depositará en el pueblo de Vidrieros. Los hermanos que nos han acompañado, se despiden de nosotros y se lanzan a toda velocidad por el camino abajo. Nosotros nos quedamos un poco fotografiándonos y disfrutando de esta majada ubicada en un lugar que nos invita a soñar con pasar en este sitio algún fin de semana.
-¿y que tal venir aquí en invierno ha realizar alguno de los corredores que abundan por la cara sur del Curavacas?
-¡Jose, Eloy, Ruben! ¿que os parece?
-¿lo apuntamos en la agenda?




La pedrera que acabamos de descender que he marcado en la siguiente foto


Iniciamos el descenso hacia Vidrieros por el camino que parte de la majada, disfrutando de este día tan magnífico que nos ha deparado la suerte. El cielo se nos muestra luminoso y con un azul muy intenso, las montañas que nos rodean también lucen un colorido que no deja de sorprendernos y maravillarnos, y la fauna del lugar también se apuntan a alegranos el descenso.

Como este simpático y atrevido zorro, que se plantó delante de nosotros sin dar síntomas de asustarse y se dejó fotografiar con detalle

A nuestra izquierda vamos dejando atrás las laderas de la montaña que hemos recorrido por la mañana




Y a las cinco y media de la tarde Llegamos a Vidrieros con la satisfacción de haber disfrutado de un magnífico día de montaña y de terminar la jornada con los deberes bien hechos ¿verdad Jesús?.
Y esto fue todo, amigos, hasta la próxima......¡¡Buscad la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo!!
P.D. Para los que queráis copiar alguna foto, deciros que no se que pasa con el blog (aveces funciona de pena) que desde el reportaje anterior, al hacer doble clik sobre las fotos, no las amplia como hacia antes, por lo que se copian con un tamaño menor, ya lo siento, pero es un problema totalmente ajeno a mi persona. En la siguiente entrada, al realizarla como otro usuario, esto no pasa, por lo que allí pondré una panorámica con nombres que he preparado.

No hay comentarios: