Norma que debiera ser de obligado cumplimiento

Norma que debiera ser de obligado cumplimiento para todos
Para facilitar la organización de vehículos y saber a quienes hay que esperar en Mompía o en cualquier otro lugar de reunión de salida, se ruega muy encarecidamente enviar un mensaje bien al móvil, o bien al correo electrónico de Alberto o quien dirija la salida, indicando quiénes van a ir a la marcha, lo más tarde el viernes al mediodía, si es posible.

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

miércoles, 21 de agosto de 2013

Un gran recorrido por el alto Asón

El pasado sábado día 17, con unas previsiones de buen tiempo, y en espera de que por Picos el calor del verano vaya deshaciendo los neveros que aún quedan para afrontar las dos marchas que por allí tenemos pendientes, realizamos la marcha nº 11 del calendario que consistía en ascender al Colina o Porra de la Colina (no confundir con el Porracolina) desde el pueblo de Asón, realizando el descenso por el Collado del Asón para así completar un bonito y exigente circuito.
Y desde luego que no nos defraudó. Toda esta zona del alto Asón esconde unos parajes y unos rincones que no dejan de sorprender a quien tiene la suerte de descubrirlos, aunque la mejor manera es procurarse un buen guía que ya conozca esos espectaculares vericuetos, como hicimos nosotros con el bueno de Chema, quien lo aprendió en su día de otro gran conocedor de la zona como es Tomas.
A las 8 de la mañana nos pusimos en marcha los cuatro de la foto, Espe, Chema, Jesús y Berto.
Tras salvar el río Asón pasando un puente, el sendero nos introduce en el barranco de Rolacias, realizando el recorrido por la margen derecha de un arroyo seco cuyo lecho está ocupado por unas enormes rocas. En ambas márgenes una frondosa vegetación nos protege de los primeros rayos de sol de la mañana y nos crea un ambiente mas propio de una selva Amazónica. Nos encontramos con algunos magníficos ejemplares de hayas.
 Tras algo mas de una hora de cómodo caminar, el sendero se desvía a la derecha y comienza a elevarse por un bosque de magníficos robles, y enseguida llegamos a una cabaña rodeada de unos grandes prados.
En este momento nos alcanzan dos chicas que ascienden por detrás nuestro. Como su intención es ascender al Porracolina, cosa que nosotros cuatro también hemos decidido hacer aunque no entre en el "programa", se "acoplan" a nuestro grupo y continuamos la ascensión juntos.
Se llaman Diana y Paz, son de Madrid y están con un grupo de espeleología que suele venir por la zona a recorrer cuevas. Ellas hoy querían conocer la zona por "fuera". ¡Ah! y para Paz hoy es su primera ruta de montaña "fuerte". Aquí nos estamos refrescando en una de las varias fuentes que nos encontramos.
¡Y algunos cargando con tres litros de agua!                                       
Tras tomar las 11 a la sombra de un fresno junto a las primeras cabañas de Sotombo, enseguida nos plantamos al pie del Porracolina al que rápidamente afrontamos su ascensión por su cara Este.
Una ligera brisa nos alivia del fuerte calor que comienza a "machacar"
Últimos tramos de la ascensión con las cabañas de el Mortero al fondo.
Pasadas las once y medía ¡cumbre en el Porracolina!. Estamos a 1.414 metros.
Las vistas magníficas, estas hacia Valdició, con el Castro al fondo a la izquierda.
Al norte vemos la Peña Cabarga y al fondo Santander.
Rápidamente nos ponemos en marcha, con el Colina que es nuestro objetivo de hoy al fondo. Aún nos queda mucho por recorrer. Paz y Diana iban con la intención de descender por el Mosquitero hasta Socueva, recorrido mas corto que el nuestro, pero se encuentran a gusto con nosotros y deciden seguir nuestra ruta.
¡Que es mucha distancia! ¿lo aguantará Paz?
Vamos dejando atrás el Porracolina.
 Pasamos por encima de la cabaña de Cubios.
Al fondo tenemos las imponentes paredes del Mortillano.
Las cabañas de Sota que las bordeamos camino del Colina que le vemos por encima de ellas.
El recorrido, precioso, ¡y como huele el campo!
La "tumbada" cumbre del Colina, cada vez mas cercana.
Un poco antes de las dos llegamos a la cumbre del Colina. Estamos a 1.441 metros.
Diana y el Mortillano.
 Por la zona que en la foto se ve a las espaldas de Diana, se encuentra la entrada de la cueva donde se encuentran cuatro de sus compañeros en estos momentos. Posteriormente se complicaría su salida de la cueva y se prolongaría hasta el martes por la noche, desplegándose un colectivo de rescate que ha sido noticia de la prensa en estos días. Afortunadamente ha tenido un final feliz, y solo se ha reducido a un pequeño susto (imagino que para los mas allegados, un gran susto, ante la incertidumbre de no saber que les había ocurrido para no salir a su tiempo). Desde aquí nuestro animo y felicitación por el feliz desenlace.
Espe con el Porracolina al fondo.
Los tres chicos y las tres chicas en la foto de cumbre.
Después de dejar vacías de comida nuestras mochilas, iniciamos el descenso para dirigirnos hacia el Monte Moncrespo que tenemos a nuestros pies y que se ve en la foto con las cabañas de Brenacobos.
A la entrad del monte nos encontramos con este bonsái gigante.
Precioso el recorrido de este monte agraciados con la sombra que nos proporciona.
A la salida del monte nos encontramos con esta vista de Brenaroman y el Monte Llusias con el Picón del Fraile al fondo a la derecha.
Enfrente nuestro tenemos los Castros de Horneo. Yo tenia conocimiento de un espectacular desfiladero que los recorre, pero no sabia muy bien por donde se acometía. Chema que ya lo conoce, nos hace de guía y nos descubre estos espectaculares parajes.
Dejamos a nuestra derecha Los Campanarios con la canal de El Coladero que recorrimos hace un par de años.
Primera sorpresa. Chema nos descubre una impresionante cueva. Se llama Turrutuerta. En la foto se ve su entrada.
Esta sacada de dentro hacia afuera de la cueva. Algunas fotos que saque del interior de la cueva con la maquina de Chema (yo me quede sin pilas, pues las lleve algo descargadas y por ese motivo tampoco pude hacer ningún vídeo) han salida mal, por lo que no os puedo mostrar su interior.
Altísima bóveda en forma de V invertida, de unos sesenta metros de profundidad y aparentemente sin continuidad.
Salimos de la cueva y siguiendo unos jitos vamos recorriendo este caótico terreno que nos tiene que llevar hasta la segunda maravilla del día.
Un espectacular pasadizo que discurre por entre estos espectaculares torreones.
El tamaño de Chema nos da una idea del tamaño del pasadizo.
Nos vamos introduciendo en el desfiladero con el alma encogida.
La parte baja del recorrido.
Y la parte alta.
Seguimos avanzando. Se tiene la sensación que en cualquier esquina te vas a encontrar con un dinosaurio.
Salimos del pasadizo totalmente impresionados. Tenemos que "trabajar" un poco para buscar el descenso hacia el camino que sale hacia los Collados del Asón. Llegando a el fotografío los Castros y la zona por donde hemos descendido. Alguna se resiste a salir en las fotos.
Llegamos al puerto del Collado del Asón y afrontamos el descenso hacia una de las revueltas que hace la carretera por una zona píndia y con mucho matojo.
 Saliendo a la carretera.
Nos quedan casi cinco kilómetros por un precioso camino que transcurre por la orilla del río Asón. Paz que está aguantando magníficamente bien la marcha y que conoce este tramo por haberlo recorrido días pasados, nos hace ahora de guía.

Pasadas las 7 de la tarde y después de 11 horas de marcha llegamos al punto de partida y desde la carretera fotografío el barranco de Rolacias por donde subimos esta mañana.
En la terraza del restaurante Coventosa donde se hospedan, Diana y Paz nos invitan a una buena jarra de cerveza y a un helado, momento en el que descubrimos que Paz, a parte de resistir sin inmutarse tan dura marcha, en su bolso-mochila llevaba toda una artillería pesada de utensilios, tales como unas pesadas llaves de la casa de Madrid, un robusto cargador de movil, un gran monedero con su buena calderilla y varios artilugios mas que no recuerdo, pero igualmente imprescindibles para cualquier buen montañero que se precie.
Y esto fue todo.
Otro gran día de montaña, descubriendo rincones alucinantes, disfrutando de nuevas y alegres amistades, (que pena que viváis en Madrid, menudos dos fichajes que hubiese realizado el grupo!) ¿que mas se puede pedir?
(Debido a un problema de pilas en la cámara, no pude realizar ningún vídeo, lo siento)
¡HASTA LA PRÓXIMA!  QUE NO SERÁ EL PRÓXIMO SÁBADO, PUES APARTE DE QUE DAN ALGO DE LLUVIA, UN COMPROMISO FAMILIAR ME IMPIDE IR HASTA LOS LAGOS PARA HACER LA TORRE DE LA CANAL PARDA.
INFORMARÉ CON TIEMPO CUANDO LA PODAMOS HACER.

1 comentario:

Anónimo dijo...

HOLA SOY PAZ (DORA LA EXPLORADORA)
ME HA GUSTADO MUCHO VUESTRO ARTICULO,Y ME HE REIDO MUCHISIMO.
GRACIAS POR HACERNOS PARTICIPES DE ETA EXCURSION.SOIS GENIALES.
ATENTAMENTE
PAZ....LA NOVATA