Norma que debiera ser de obligado cumplimiento

Norma que debiera ser de obligado cumplimiento para todos
Para facilitar la organización de vehículos y saber a quienes hay que esperar en Mompía o en cualquier otro lugar de reunión de salida, se ruega muy encarecidamente enviar un mensaje bien al móvil, o bien al correo electrónico de Alberto o quien dirija la salida, indicando quiénes van a ir a la marcha, lo más tarde el viernes al mediodía, si es posible.

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

domingo, 21 de agosto de 2016

La Torre Bermeja desde Posada de Valdeón

Por fin nos vamos a la Bermeja. Después de haberla tenido dos años en el calendario, y tras fracasar el año pasado los intentos que hicimos para venirnos hasta el Valle de Valdeón, por fin este año vamos ha realizar esta bonita ascensión, que aunque nos queda un poco lejos en distancia, esta es una zona que merece la pena visitar, aunque sea de tarde en tarde.
El tiempo de viaje tampoco fue para tanto, salimos de Mompia hacía las siete menos veinte, y para las nueve menos cuarto ya estábamos en la plaza de Posada, eso si, diciendo que la piloto que traemos hoy, le da bastante "caña".

 Foto de salida entre los pueblos de  Posada y Soto de Valdeón.

 El sendero parte del pueblo de Soto y enseguida nos metemos en un bonito monte de robles y acebos.
El móvil de Justo no para de recibir llamadas, son familiares y amigos que lo felicitan por su onomástica. ¡Felicidades, amigo Justy, que cumplas muchos mas, y nosotros que lo veamos y lo celebremos!

Muchos helechos por esta zona, algunos mas altos que nosotros.

El camino sigue por el bosque que nos da sombra y hace del caminar un deleite.

Dejamos atrás el monte de robles al llegar al collado Bustiello y se nos muestra por encima nuestro la imponente mole de la Bermeja.

Pasado el collado, nos paramos en una refrescante fuente donde comprobamos las ventajas y virtudes de un vaso telescópico adquirido por Justo en los tienda de los chinos.

Después, atravesamos un monte de hayas, a la salida del cual, nos encontramos con la bucólica vega de Llós, donde existe una cabaña en un marco incomparable, donde Justo y yo dormimos varias veces cuando allá por los años ochenta, comenzábamos nuestras andanzas por las montañas. Treinta años después, aquí estamos, dando guerra.

Dejamos atrás la vega de Llós y ascendemos en busca de la entrada a la Travesona, donde como su propio nombre indica, se realiza una larga travesía sobre la Vega de Llós para llegar a la Collada Verde y a la canal del Bufón, canal que hay que superar para llegar a la cumbre de la Bermeja.
A la derecha de la foto vemos el Collado del Frade y por encima de el, la campa de Vegabaño, donde se sitúa el refugio del mismo Nombre.

Magníficas vistas de los bien conservados bosques del valle de Valdeón, con las sierras Cebolleda y Gabanceda al fondo.

Entramos en la Travesona y pese a nuestros temores, el calor no es tan asfixiante como pensábamos. Cuando partimos a las nueve de Posada teníamos diez grados y por aquí arriba, corre una brisa muy agradable que mantiene una atmósfera limpia que nos permite disfruta de un paisaje muy nítido.

En algunos tramos, la Travesona nos obsequia con unos preciosos lirios.

Sonia y Sara con un fondo magnífico.

La Vega de Llós, a nuestros pies.

 Último tramo para llegar a la Collada Verde que vemos al fondo.
 Como anécdota, contaros que en el punto donde esta sacada esta foto, fue donde hace seis años surgió el nombre de Gominolas. Fue en el transcurso de la gran travesía de tres días de duración que realizamos en el 2010 Jose, José Antonio, Jota, su hijo Fernando y yo. Subimos a dormir vivaqueando a unos pocos metros de la cumbre de la Bermeja después de un día durísimo tanto por el recorrido como por el fortísimo calor que tuvimos ese día, aparte de los mochilones que portábamos.
Cuando llegamos a este lugar hacia las siete de la tarde, hicimos una parada de descanso, quejándonos de lo duro que estaba resultando el día y de lo que aún nos quedaba por recorrer. Entonces Jose Antonio comento: -como dice un amigo mio, ¡que somos, hombres, o gominolas!
Y a partir de este día se comenzó a popularizar la frase en nuestro grupo, hasta acabar dando nombre al subgrupo que surgió poco después, cuando se decidió dividir el grupo, en las marchas, que no en la amistad, que entre todos nosotros sigue existiendo.

En la Collada Verde, un magnífico mirador del macizo central y del valle de Valdeón.

Torre Cerredo y el Pico de los Cabrones, a la izquierda de la foto.

Collado Jermoso con el Llambrión por encima de el.

 Hacia el oeste vemos al Tiatordos.

De la Collada Verde descendemos unos metros para entrar en la canal del Bufón. No es muy larga, pero si muy píndia y con mucha piedra que dificulta la progresión. Nos arrimamos a su orilla derecha para evitar la piedra suelta.

Un pequeño rellano antes de afrontar la parte final. Las cumbres del central decoran el fondo.

Superando el último tramo mas inclinado.


Por el centro de la foto asciende la canal de Asotín. Se ve con claridad la vega del mismo nombre.

Últimos paso para llegar a la cumbre. Hoy el día nos permite ver con claridad muy a lo lejos hasta Peña Ubiña (parte superior izquierda de la foto)

Como hoy ha venido el abanderado, nos hacemos la foto de cumbre con la bandera del grupo, que para los que se han incorporado últimamente al grupo, decir que esta firmada por la gran Edurne Pasaban.

 En la derecha de la foto se ve la parte superior de la canal del Bufón y la inferior del último tramo para llegar a la cumbre, a donde llegó poco después el grupo que se ve en el centro de la foto.

Justo "el calores" nos hace una exhibición  de piel en la cumbre. Hoy se lo consentimos por ser su cumple.

Nos ponemos a comer disfrutando de unas vistas incomparables.

La cara sur de Peña Santa.

Canto Cabronero y la Peña Beza.

El pueblo de Posada de donde hemos salido, 1500 mt. por debajo nuestro.

Iniciamos el descenso. Juan Carlos parece pisar las casas de Posada.

Descendemos hacia la canal de Pambuches para terminar la marcha haciendo circuito. En el extremo superior del palo de Juan Carlos se ve el inicio de la canal del Bufón y de ahí para arriba, lo ascendido para llegar a la cumbre.

La canal de Pambuches se encajona entre los paredones que caen de las Torres de las Arestas y de la Torrre Ciega

A las seis y media de la tarde, tras nueve horas y media de actividad, llegamos a Posada, tras disfrutar una vez mas, de un magnífico día de montaña. Aquí, antes de iniciar el regreso, que lo hicimos por el desfiladero de los Bellos y Cangas de Onis, nos homenajeamos con unas frescas y espumosas cervezas que tomamos a la salud de nuestro amigo Justyn, para que el año que viene nos vuelva a invitar por la misma fecha.


1 comentario:

JUSTO LÓPEZ dijo...

¡¡¡¡Huy, que me da la impresión que aquí ya se están cociendo vídeos pornoeroticochungos!!!

Muy buen reportaje, aunque las primeras tomas... ¿que tomas? Lo que tome Tomás.

¡Vaya zurra con la canal de El Bufón y la canal de Pambuches! ¡Menos mal que había fuente al inicio de lo duro y al final de lo blando!

¡Oiga, por favor, Sr. operador de cámara, apunte para otro sitio, aunque sea a las piedras, que merece más la pena!