Norma que debiera ser de obligado cumplimiento

Norma que debiera ser de obligado cumplimiento para todos
Para facilitar la organización de vehículos y saber a quienes hay que esperar en Mompía o en cualquier otro lugar de reunión de salida, se ruega muy encarecidamente enviar un mensaje bien al móvil, o bien al correo electrónico de Alberto o quien dirija la salida, indicando quiénes van a ir a la marcha, lo más tarde el viernes al mediodía, si es posible.

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

martes, 6 de septiembre de 2016

Canal de Trea, Jultayu y Canal de Culiembro

Como ya estamos al día en cuanto a las marchas de nuestro calendario, el pasado sábado 27 de Agosto, improvisamos sobre la marcha, y nos planteamos hacer la canal de Trea, que varios del grupo aún no la conocían, ascender al Jultayu, y descender por la majada de Ostón y la canal de Culiembro.
Largo y duro recorrido, ya que para llegar hasta el inicio de la canal de Trea, hay que recorrer mas de tres cuartas partes de la senda del Cares, y desde el inicio de la canal hasta la cumbre del Jultayu hay que salvar 1,550 mt. de desnivel.
A todas estas dificultades que acarrea esta marcha, hubo que añadir el fortísimo calor que tuvimos que soportar, sobre todo en la canal de Trea y en el tramo de la cumbre del Jultayu hasta la vega de Ario. Los datos finales lo dicen todo, doce horas de actividad, 25 kilómetros recorridos, y 2.000 mt. de desnivel ascendente salvados. Todos sufrimos bastante, aunque unos mas que otros, pero al final, todos terminamos la marcha sin mas problemas, y la recuperación fue casi total, cuando nos sumergimos en unas gigantescas jarras de cerveza en la casa azul de Pesués.

Foto de salida en Poncebos, donde se inicia la senda del Cares. Cinco de nosotros conocíamos la canal de Trea, cuatro la van ha conocer hoy, bueno, cinco con Pepa.

Ascendemos por la senda del Cares hacia los Collados, desde donde se tiene esta vista de la Garganta Divina. En la parte superior de la foto se ve la majada de Ostón por donde descenderemos por la tarde. La cumbre que se ve en la parte superior izquierda, es la Cabeza Llambria que visitamos el invierno pasado.

Por detrás de la Cabeza Llambria, se nos aparece nuestro objetivo de hoy.

El Murallón de Amuesa que vamos dejando a nuestra izquierda, recibiendo los primeros rayos solares de la mañana.

Otra vista del Jultayu.

Vamos recorriendo la senda del Cares sin tener que salvar desniveles, por ahora.



 Tras dos horas de andar por la senda, llegamos al inicio de la canal de Trea, unos metros antes de llegar al Puente Bolin. Como hoy hemos madrugado, antes de las once, nos paramos a cargar combustible para acometer los 1.200 metros de la canal de Trea. En este punto, el amigo Jelu se dejó la gafas cuando iniciamos la marcha, y como se dio cuenta cuando ya estábamos muy arriba, un poco antes de llegar al collado las Cruces, se dio la vuelta para descender por el mismo sitio y así recoger las gafas, no completando todo el recorrido que teníamos previsto.

Nos comienza a dar el sol y con la hora que es ya, nos atiza de lo lindo.

 Menos mal que en este primer tramo, atravesamos un pequeño bosque que nos da buena sombra.

Poco a poco vamos cogiendo altura y con ello buenas vistas del central.

Pasamos la zona de arbolado y nos metemos de lleno en la canal, ya sin arboles que nos proporcionen sombra alguna. Enseguida llegamos a la fuente el Peyu, único sitio donde hoy vamos ha encontrar agua y nos aprovisionamos bien, para poder afrontar los fuertes calores que tendremos que sufrir en el día de hoy.

Desde el manantial de agua fresca, una vista hacia abajo.

Y en frente, la canal de Dobresengos.

 Continuamos la ascensión. Esta canal no da un minuto de respiro, toda ella píndia, muy píndia.

 Un gran espolón rocoso divide la canal en dos ramales. El sendero lo salva por la derecha.

Superada ya mas de la mitad de la canal, hacemos una parada para reagruparnos y para coger algo de resuello para afrontar lo que nos queda. Hoy el calor nos está matando.

 Yo me adelanto un poco para fotografiar al resto afrontando el último tramo de la canal.

Llegamos a un pronunciado y curioso hoyo llamado el Huerto del Rey. Aquí el sendero da un giro a la izquierda para ir abandonando poco a poco la canal e ir en busca del collado Las Cruces, punto donde se inicia la ascensión propiamente dicha del Jultayu.

Otra vista del Huerto del Rey.

Nos vamos acercando a las faldas del Jultayu, que ya tenemos al fondo.

 Las inmensas canales que caen de las cumbres mas altas del central, se nos muestran desde nuestra posición con toda su grandeza. En el centro de la foto la de Dobresengos.

La del Agua y la de la Ria, como dos cicatrices en la montaña.

 Y en las profundidades, el río Cares, que a lo largo de los siglos ha labrado la Garganta Divina.

 En algunos momentos, alguna nube suelta, parece apiadarse de nosotros y nos da una breve y efímera sombra, cuando estamos afrontando los últimos metros para llegar a la cumbre del Jultayu.

Por detrás de los Puertos de Cuba, se nos muestra la Tº Bermeja que visitamos recientemente.

Muy cerca del Jultayu nos queda el Cuvicente. Algunos se quedaron con las ganas de acercarse hasta el. Al final fueron prudentes y lo dejaron para otro día. Hoy el día no esta para otras aventuras, que bastante tenemos ya con esta.

1.500 mt. por debajo nuestro tenemos el pueblo de Caín, que curiosamente, parece ser que con sus 450 mt. de altitud, es el pueblo mas bajo de León, pese a estar ubicado en pleno corazón de los Picos de Europa.

 El Jultayu tiene bien ganada la fama de ser uno de los mejores miradores de Picos.

Con mucho esfuerzo y bastante agotados algunos, hacemos cumbre en el Jultayu.

 Jose y Juan Carlos nos muestran el gran reto que tenían pendiente desde hace tiempo y que el lunes pasado pudieron llevar a buen fin. La ascensión de la canal del Agua con cumbre en el Cueto del Trave. Potente actividad, si señor, enhorabuena a los dos.

 Aquí la vemos con mas detalle, la canal y la cumbre que realizaron.

 Iniciamos el descenso para dirigirnos hacia la Vega de Ario. El calor nos sigue machacando de lo lindo y antes de llegar a la vega, hacemos una parada para recuperar un poco el resuello.

Llegamos a las cabañas de Ario.

Desde Ario, tenemos que ascender hasta el collado de los Jitos de Ostón, pero antes, salvo Jorde y yo, el resto se acercan al refugio para aprovisionarse de agua, y si tienen, de una buena cervecita. Al final, nos arrepentimos de no habernos acercado también nosotros, pues tenían la cerveza de caño y nos quedamos con la miel en los labios. Menos mal que aún vamos bien de agua.

Mientras esperamos a que vengan los del refugio, desde los Jitos de Ostón, fotografío las dos grandes cumbres del central, el Pico de los Cabrones y Torre Cerredo.

 El Jultayu y el Cuvicente con la vega de Ario a sus pies.

Llegan los del refugio e iniciamos el largo descenso hacia la majada de Ostón. La perspectiva de la canal del Agua y de la Ria va cambiando y ahora las vemos justo en frente nuestro.

El terreno por donde se desciende hacia Ostón es muy caótico, pero el sendero esta bastante marcado y bien señalizado con jitos. Ya vemos la majada, con el fondo de la senda que tenemos que recorrer para volver hasta Poncebos.

En la majada de Ostón hacemos otra parada para acabar con las pocas provisiones que aún nos quedan en las mochilas, un dato que dice bien a las claras, lo duro que nos esta resultando hoy la marcha. Pocas veces, por no decir ninguna, se hace esto en este grupo.
Nos ponemos de nuevo en marcha, que aún nos queda descender 600 mt. hasta llegar a la senda por la canal de Culiembro, y después, recorrer seis kilómetros hasta llegar a Puente Poncebos.

 Una buena vista de Cuesta Duja.

Bajando hacia la canal de Culiembro.

Una vez en ella, la vamos descendiendo en continuos zig zag.

A la mitad de la canal nos encontramos con esta gran cueva que utilizan los lugareños para resguardar el ganado.
Afortunadamente, por la tarde ha refrescado un poco y podemos llegar a los coches sin mas contratiempos. Un poco cansados, pero muy satisfechos por el precioso y exigente recorrido realizado en el día de Hoy.
¡Y esas cervezas frescas que nos metimos por pecho y espalda en la casa azul!


2 comentarios:

Juan J dijo...

Para los amantes de la montaña en general y Picos de Europa en particular, vuestro trabajo es de quitarse el sombrero.

Alberto dijo...

Muchas gracias Juan. La verdad es que resulta un verdadero placer divulgar esta actividad que tanto nos gusta. Yo siempre digo que disfruto dos veces, primero realizando la marcha, y después en casa, publicándola.
Un saludo