Norma que debiera ser de obligado cumplimiento

Norma que debiera ser de obligado cumplimiento para todos
Para facilitar la organización de vehículos y saber a quienes hay que esperar en Mompía o en cualquier otro lugar de reunión de salida, se ruega muy encarecidamente enviar un mensaje bien al móvil, o bien al correo electrónico de Alberto o quien dirija la salida, indicando quiénes van a ir a la marcha, lo más tarde el viernes al mediodía, si es posible.

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

domingo, 30 de julio de 2017

Fotos de la subida a Cabeza la Mesa en Peña Main, y la comida en Tielve

   

Ayer sábado 29/7/2017, un grupo de 20 montañeros/as, del 2000 Y Pico. Gomin-Olas, amigos, Pepa, y Konan, salimos del Puente la Jaya en Poncebos (193) y subimos a Cabeza la Mesa (1.609) en Peña Main.
Subimos por la Canal del Texu, Bulnes, Carbiellu, y en los Invernales de la Helguera, giramos dirección norte, y por una canal que sube a Peña Main, llegamos a Cabeza la Mesa.
Luego bajamos por el Monte la Arandanera, los Invernales del Vierru, y a Tielve; donde los 20 que participamos en la marcha, más otros/as 9, que fueron para acompañarnos en la comida, disfrutamos de una contundente comida, en el Restaurante el Carteru: El menú reservado era: Tortos de maíz. Fabada Asturiana. Cabritu, y de postre Arroz con leche, aunque muchos se decidieron por distintas tartas, que tenían en el menú.
Después de la comida quedaban por andar, los algo más de 5 kilómetros que separan Tielve de Poncebos, donde habíamos dejado los coches; estos los hicimos por el camino antiguo.
Es importante destacar tres cosas: La 1ª y más importante, que durante la marcha nos acompañó Raúl un joven montañero, que en todo momento estuvo a la altura; y en la comida además de Raúl estaba Rodrigo, el niño de Sonia y José Manuel:
La 2ª el alto grado de compañerismo empleado, tanto en la marcha como en el restaurante.
La 3ª el fuerte ritmo con que hicimos los 15 kilómetros que separan Poncebos de Tielve; salimos a las 8,13 horas de Poncebos, y a las 13,55 ya estábamos en el restaurante.
Hicimos un recorrido de 20,5 kilómetros, y un desnivel positivo de 1.561 metros positivos y otros tantos negativos: Todos menos Berto que como se dejó el Walki, en Carbiellu, y tuvo que volver desde los Invernales de la Helguera, haría unos 2 kilómetros más que el resto.

    Así amanecia en Bores
   Este pajarin, nos da los buenos dias en Poncebos
    Foto de salida en el Puente la Jaya en Poncebos, faltan los retrateros
   Cabras en la Canal del Texu
   Subiendo por la Canal del Texu


    En Carbiellu reponiendo fuerzas
   Subiendo por la cuesta que nos llevara, a la canal por donde accedemos a Cabeza la Mesa


   Sonia en la unica dificultad que habia en toda la marcha
   La Canal de Amuesa desde Peña Main
   La Horcada L´Arenera desde Peña Main
    El Picu Urriellu desde Peña Main
   Berto y José Luis en la canal
   Gran hormiguero; estubimos tentados de contarlas, pero las fabes esperaban
    Todo el grupo en Peña Main

   Como no podia ser de otra manera, Raul y Pepa, los primeros en llegar a Cabeza la Mesa
   Tantos montañeros, que casi no cabemos en la foto

   Urriellu desde Cabeza la Mesa
    El Oriental desde Cabeza la Mesa
   Algunas zonas del camino están casi cerradas de hayas

   Esperando les fabes

   Oye Chema: Que en este mundo hay muchisima gente que pasa hambre.

   Los que no fueron a la marcha, y Berto que olvido el Walki arrestados fuera de la
   mesa pricipal.

   Como nos estamos poniendo.
    Como estaria la cosa, que ya sobra hasta la tarta.
    Futuros chuletones
   Agujas a los lados del camino antigüo de Tielve a Poncebos

  Poncebos desde la parte superior de la Canal de la Rumia

viernes, 28 de julio de 2017

De Fuente Dé al Llambrión sin utilizar el "paratu"

Un fuerte reto tenia el grupo para este sábado 22 de Julio. La subida a la Torre del Llambrión, segunda cumbre mas alta de Picos, con 2.647 m., desde Fuente Dé. Mil seiscientos metros de desnivel directo, mas otros doscientos largos de acumulado, mas la larga distancia que hay que salvar, sobre todo desde la salida de la Jenduda hasta la Collada Blanca, a lo que hay que añadir la trepada final por la chimenea de su cara noreste, y de la que solo conocíamos de su dificultad por las referencias sacadas de internet, hacen de esta ascensión, el reto mas arduo de todos los que tenemos para este año en el calendario. Como para superar este reto se necesita un buen estado de forma y una gran resistencia en el caminar, surgieron las dudas en algunos miembros del grupo de los que nos habíamos apuntado para la ocasión.
-¿Aguantarán mis piernas esta larga caminata?
-¿Como sera esa chimenea que tenemos que ascender?
-¿Podremos superar esa panza que dicen tiene a la salida de la arista?
-¿Aguantare toda la marcha, incluido el descenso por el Hachero?
Muchas interrogantes y muchas mas dudas, hacen que algunos de nosotros nos planteemos el subir en el teleférico (de ahora en adelante "el paratu") pero al final, y ante el empuje de la mayoría, decidimos salir todos desde Fuente Dé, y unos minutos antes de las siete y media de la mañana, nos ponemos en marcha para comenzar a resolver todas las dudas que rondaban por nuestras cabezas.

La foto de salida realizada en el aparcamiento inferior de Fuente Dé.

Nada mas salir de Fuente Dé, entramos en una espesa niebla, que esperamos se disipe pronto y nos muestre un bonito mar de nubes.

Y efectivamente, al poco de coger el desvío para la Jenduda, dejamos la niebla atrás y se nos muestran las cumbres despejadas, con algunas nubes altas en el cielo.
Aquí vemos a Chema posando con la Peña Remoña recibiendo los primeros rayos de sol.

Superando el caos de rocas, antes de enfilar hacia la entrada de la Jenduda.

Grandes paredones a la izquierda de la Jenduda y por encima de la canal de Celá.

Julio que ha comenzado muy "alegre", llegando a la entrada de la Jenduda.

Tramo pindio y costoso antes de llegar a la cuerda de entrada a la Jenduda.

A base de brazos superamos todos, incluida Pepa, el fuerte resalte que se formo hace unos seis o siete años cuando una fuerte riada arrastró media canal, dejando el resalte con casi dos metros mas de altura, y que hoy se supera gracias a las dos cuerdas allí colocadas, y que pese a las dudas que generan, resisten muy bien el peso de los montañeros y sus mochilas.
Aquí se ve al personal ya por encima del resalte.

Muy pegaditos por si se desprende alguna piedra, vamos superando esta empinada canal, con la ventaja de superar muchos metros de desnivel en poco tramo recorrido.

Siempre resulta espectacular esta auténtica brecha labrada en medio de la roca.

La canal desemboca en una apacible y llana campa donde se puede aprovisionar agua y donde nos tomamos el primer refrigerio del día.

A partir de aquí, la larga y ya requeteconocida subida hasta Cabaña Verónica. Espectacular este tramo de auténtico paisaje lunar, por debajo de la pared sur de los Horcados Rojos.

Llegando a Cabaña. Por debajo nuestro se ve el desvío hacia los Horcados Rojos.

En Cabaña la sorpresa del día, el gran Chema nos sorprende con unos exquisitos percebes que devoramos en segundos y que son ideales para recuperar las sales perdidas.
¡Esto lo tienes que repetir! que solo tu sabes donde se compran tan ricos.

Desde Cabaña cogemos los hitos que nos llevan hacia la Collada Blanca, dejando a nuestra izquierda el caótico Hoyos Sengros

Este recorrido es un continuo sube y baja por un auténtico mar de piedra caliza, que se deja pisar con relativa facilidad.
Llegando a la Collada Blanca ya se nos muestra al frente toda la arista y la cumbre del Llambrión, con su cara noreste por donde asciende la chimenea que tenemos que superar.



Pasada la Collada Blanca, tenemos que perder unos metros para entrar en el Jou Trasllambrión, donde encontramos algún nevero para gran regocijo de Pepa.

Vamos ascendiendo por el Jou siguiendo los hitos que nos marcan el mejor camino para llegar a la base del Llambrión.

A la izquierda de la foto se ve la Collada Blanca que ya hemos dejado muy abajo.
Paramos unos minutos para un segundo refrigerio antes de afrontar el plato fuerte del día. Por ahora entre los expedicionarios no se detecta ningún signo de debilidad. 

Llegamos al pie del Llambrión donde tenemos que superar una corta pero píndia pedrera, antes de entrar en unos primeros tramos de fácil trepada.

Como las referencias que tenemos es que la chimenea es bastante estrecha, decidimos dejar las mochilas antes de entrar en ella. Antonio se queda a cuidar de ellas y de Pepa. Al día siguiente tiene un importante examen para obtener el titulo de maquinista de tren y no quiere arriesgar a tener cualquier percance que le prive de poder presentarse a el. Al fondo se ve la espectacular y aérea arista que da acceso a la cumbre de Tiro Tirso.

Tras superar unas fáciles trepadas, llegamos al pie de la chimenea.

La temida chimenea por primera vez frente afrente nuestro. Tiene algunos pasos donde no se encuentran buenos agarres, pero al ser tan encajonada, en ningún momento se tiene sensación de peligro.

Poco a poco y cada uno concentrado en los pasos que da, sin darnos cuenta llegamos al paso clave de la chimenea, que es la salida a la arista. Dos chico han llegado por detrás nuestro y nos siguen en la ascensión.

Este es el paso clave de la chimenea. Un muro de unos tres metros de altura con un poco de panza, pero con relativos buenos agarres para pies y manos. Da un poco mas de "yuyu" en la bajada, el secreto es colgarse un poco de los brazos hasta encontrar el apoyo de los pies.

Poco a poco la chimenea va "escupiendo" montañeros.

¡Y montañeras!

Y con cuentagotas, vamos llegando a la cumbre.

Algunos se adelantan en la celebración.

Mientras vamos llegando todos, fotografiamos lo que nos rodea. Aquí vemos la arista norte por donde también se puede acceder o descender de esta cumbre, pero que también tiene pasos algo complicados. Al fondo tenemos Torrecerredo, solo tres metros por encima nuestro, y a su izquierda el Pico de los Cabrones.

Hacia el este vemos de izquierda a derecha Pico Arenizas, Urriello, Tesorero, Tiro Navarro, Picos de Santa Ana y Peña Vieja.

Julio, veinte años después de su primer intento, hace cumbre en el Llambrión.

Jelu y José Luis llegan también, concentrados por la fuerte inclinación que tiene la arista.

Collado Jermoso y mil metros mas abajo, el valle de Valdeón. El refugio no se ve por poco.

Una vez reunidos todos en la cumbre, nos hacemos la foto de idem. Esta es para enmarcarla, preciosa la conquista de esta montaña por la chimenea, aunque no cantemos victoria, una cumbre no se conquista hasta que no se ha llegado al valle.

Y ahora a colgarnos de la pared. Jelu hecha la cuerda que ha traído para que nos sirva de ayuda, aunque bajando con cuidado y mirando bien donde nos apoyamos, casi no es necesaria. Yo vi mas seguro agarrarme con las manos a la roca.

Poco a poco vamos bajando todos sin problema, aunque en algunos momentos, eramos demasiados dando consejos.

¡La tensión se masca en el ambiente!

Ya pasó, ya estamos todos casi abajo, lo que queda son unos destrepes muy fáciles.

Volvemos junto a Antonio y nuestras mochilas. Mas adelante el volverá, ya libre de compromisos, para pisar también el la cumbre.

¡Bufff, cuanta gente sale de entre las rocas, si parece que la montaña esta "pariendo montañeros".

Bajamos de lo mas escarpado para ir en busca de un buen sitio para comer, que hoy nos va ha saber a gloria!.


¡¡Allá voyyyyy!!

Los Picos de Santa Ana y a su derecha las agujas de Bustamante y la Canalona y el Collado del mismo nombre.

Mientras comemos vemos a este trío descender del Tiro Tirso.


Tras la comida iniciamos el larguísimo descenso hacia Cabaña, el Cable y Fuente Dé por el Hachero. Encima nuestro tenemos la crestería que va desde Torre Blanca hasta Tiro Tirso.


Saliendo ya del Jou Trasllambrión.

En la Collada Blanca, una foto con la cumbre conquistada.

Ahora Hoyos Sengros los dejamos a la derecha.



Llegamos de nuevo a Cabaña, ahora no hay percebes, pero si alguna cervecita.

Como siempre en las bajadas, Jelu sale "escopetao".

Llegamos a el Cable y totalmente rodeados por la niebla, nos metemos en el vertiginoso descenso del Hachero. Lo bueno que tiene la niebla, es que no se ven las caídas que hay al lado del sendero, bueno....., o lo malo!.


Unos minutos antes de las siete de la tarde llegamos junto a los coches en Fuente Dé. Contentos, muy contentos, todos hemos finalizado la dura marcha sin ningún problema, y todos, salvo Antonio por lo ya expuesto, hemos hecho cumbre en el Llambrión y hemos superado la chimenea sin ningún problema.
Hoy mas que nunca, lo celebramos con unas potentes cañas de cerveza en el Hostal Remoña en Espinama. Hoy ha sido un día que quedará por mucho tiempo en mi memoria.......¡Hasta la próxima!
Por último, el vídeo que he preparado no tiene mucha acción, son casi todo fotografías, pues tuve un problema con las baterías de la máquina, he intentado darle un poco de "vidilla" para que refleje lo mas real posible lo vivido en esta jornada.