Norma que debiera ser de obligado cumplimiento

Norma que debiera ser de obligado cumplimiento para todos
Para facilitar la organización de vehículos y saber a quienes hay que esperar en Mompía o en cualquier otro lugar de reunión de salida, se ruega muy encarecidamente enviar un mensaje bien al móvil, o bien al correo electrónico de Alberto o quien dirija la salida, indicando quiénes van a ir a la marcha, lo más tarde el viernes al mediodía, si es posible.

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

jueves, 8 de abril de 2010

Dos dias por Cabaña Verónica

Cuando el día 27 de Marzo bajábamos de hacer Peña Vieja, con esa sensación que me queda casi siempre que desciendo de una montaña, sobre manera si hemos tenido un buen día, de ¡como me gustaría quedarme a pasar la noche por aquí arriba! me vino enseguida la idea a la cabeza.
-la semana siguiente a semana santa la tengo de vacaciones.....
-y como ya tienen que venir algunos días de buen tiempo.....
-¡ya está, me subo 2 o 3 días a Cabaña Verónica!
Y efectivamente, las previsiones para el lunes 5 y días siguientes es de que por fin el anticiclón se va a apoderar de nuestro cielo.
La idea es subirme yo solo, hace mucho tiempo que no hago montaña sin compañía y de vez en cuando me gusta hacerlo, para empaparme de la montaña y su silencio.
El miércoles 31 me llama Jose que sigue de vacaciones para ver si hacemos algo el sábado 3, pero las previsiones del tiempo para ese día no son buenas y le comunico mi idea de dos días.
Con dolor de corazón me dice que esos días no le es posible dejar sus compromisos.
El viernes, día 2 me llama Julian para lo mismo y le trasmito el plan que tengo, con gran sorpresa le oigo decir que se apunta a lo de Cabaña Verónica y aunque en un principio mi idea era subir solo, me alegra contar con su compañía y quedamos para el lunes.
-¿no te importa madrugar?- le digo
-¡para nada!
-¿que te parece si quedamos a las 6,30 y aprovechamos bien el día?
-de acuerdo, por mi no hay problema.
Y a esa hora me recoge a la puerta de Sta. Clotilde y salimos raudos hacia Fuente De con la perspectiva de que vamos a tener un gran día.
Y efectivamente, a las 9 nos ponemos en marcha desde Espinama con una mañana fresca, 0 grados marca el termómetro, pero con un cielo totalmente azul que nos da animo para cargar con los mochilones que hemos preparado, con todo el material de invierno, mas saco, mas comida, mas agua.....
-¡ufff!
-esto pesa como 15 kilos
-bueno, no tenemos ninguna prisa, disponemos de 12 horas de luz para llegar a nuestro vivac, así que a tomárnoslo con tranquilidad y a disfrutar del día.
El Valdecoro a la salida de Espinama
pasos cortos, suaves, la mejor manera de progresar con el peso que llevamos
el Coriscao reluce por encima del bosque
nos vamos acercando al Valdecoro
remontamos el valle que sube al pie del Valdecoro y por la cuesta opuesta ascendemos hacia el llamado cda. de la Junciana para acceder a la zona del Butrón, (que es por donde descendimos de Peña Vieja) y donde enseguida damos vista a todo el circo de Fuente Dé


los altos de Salvoron se nos muestran con todo esplendor
a eso de las 2 llegamos a la Hdna. de Covarrobres y nos paramos a comer, con la canal de San Luis y la Padierna frente a nosotros, después de lo cual continuamos nuestra ascensión, ya todo el tiempo pisando nieve, siguiendo la huella que los días pasados ha ido dejando la gente que ha recorrido la zona, por lo que podemos caminar sin raquetas, pero con un calor abrasador pese a que el termómetro solo marca 13 grados.
Cuando nos encontramos a medio camino nos cruzamos con Jose, el guarda de Cabaña que baja a portear y nos comunica que hay otras dos personas en el refugio, así que seremos 5 a dormir en ese espacio tan reducido ¡que le vamos ha hacer!
A las 5 llegamos al refugio algo cansados tras los 1.400 mts. con el mochilón, pero tras preparar un caldito y descansar un rato me siento totalmente recuperado, y viendo la tarde tan hermosa que hace le propongo a Julian subir a la cumbre de los Hdos. Rojos.
Me dice que ya ha tenido bastante por hoy y tras saludar a los dos compañeros que van a compartir habitación con nosotros (son de Bilbao, sobrino y tío. Se llaman Alberto y Joseba) me calzo los pinchos, cojo en la mano el piolet, meto en la mochila el forro y la botella de agua y siguiendo la huella que han dejado los vascos enfilo hacia la cumbre.
Y esto fué lo que me encontre en la cumbre.
Hacia Torre Cerredo
hacia la cordillera, a la izquierda Peña Prieta y a la derecha el Espigüete
Cabaña Verónica a mis pies
La Collada Blanca hace honor a su nombre.
Al fondo se ve el Llambrion y veo que la chimenea de acceso a su cumbre no está con nieve suficiente para intentar acceder a ella como era mi intención realizar mañana a primera hora, pienso que será mejor cambiarla por Torre Blanca que también se me muestra atrayente y retadora
y claro, ¡la foto de grupo en la cumbre!
y después de un buen rato de empaparme de montañas y de silencio, comienzo el descenso, para llegar a la Cabaña cundo el sol comienza a ocultarse.
Me vienen a la mente recuerdos de allá por el año 93, a finales de Enero estuve en esta cumbre con el difunto Mariano, en un día despejado como hoy, y desde esta cumbre presenciamos una puesta de sol preciosa. Recuerdo que era la segunda vez que me ponía los crampones y al descender como había zonas con hielo pasé bastante "acojone" y gracias a los consejos de Mariano conseguí descender sin novedad.
Así está hacia Peña Vieja al atardecer
y así hacia la cordillera, Pico San Carlos y Torre del Hoyo Oscuro al amanecer
y el Tesorero
mis compañeros de "habitación" dando cuenta del desayuno
las vistas desde la entrada inmejorables
tiro Casares y el Madejuno ¡Mayte, nos espera!
el sol saliendo por Cdo. de la Canalona
mi propuesta de ir a Torre Blanca no tiene ninguna objeción y tras prepararnos concienzuda mente (Joseba se estrena en Picos y en crampones) a las 9 en punto salimos hacia nuestro objetivo
y a las 10,30 afrontamos la última parte del acceso a la cumbre que al estar en algunos tramos la nieve bastante dura, nos obliga a subie muy concentrados en los pasos que damos.
Julian disfrutando
y yo llegando a la cumbre
dos veteranos muy veteranos en la cumbre de Torre Blanca 2.617 mts. el punto más alto de Cantabria
y esto es lo que veiamos.
La torre del Friero
Torre Salinas y la Torre del Hoyo de Liordes
en primer término la Torre Pedabejo y al fondo el Espi
iniciamos el descenso, al principio con sumo cuidado y después disfrutando de lo lindo por la nieve.
mis compañeros de ruta
a las 12 llegamos a Cabaña, y después de cargar nuestras mochilas con todos los pertrechos, a la 1 en punto iniciamos el largo descenso hasta Espinama.
Si tardamos 8 horas en subir, calculo que nos llevará unas 6 en bajar, osea que hacia las 7 estaremos en el coche
un último vistazo a los lugares que nos han acogido
comemos en el mismo lugar que lo hicimos ayer y después, yendo hacia el Butrón nos topamos con varios rebaños de rebecos que no se asustan ante nuestra presencia
llegando a la cda. de la Junciana nos ofrece esta bonita vista
pasada dicha cda. iniciamos el vertiginoso descenso hasta Espinama que en los ultimos tramos ya se nos hace un poco pesado, pero como decia Julian, el ser humano posee una gran capacidad de sufrimeinto, y gracias a esto, llegamos a las 6,30 hasta donde habiamos dejado ayer el coche. Hemos descendido en 5 horas y media, no está nada mal para dos veteranos muy veteranos ¿no?
Y esto fue todo amigos. No quiero terminar este realto sin dar las gracias a Julian por ser tan buen compañero de "aventuras", a Jose, el guarda de Cabaña por su amabilidad y su empeño en que nuestra estancia, dentro de las escasas posibilidades, resultase los más agradable posible. Y un saludo muy especial para Alberto y Joseba que verán este relato (Joseba ya se ha dado de alta como seguidor del blog). Ha sido un verdadero placer haber compartido esas cumbres con vosotros.
Y YA SABEIS, ¡BUSCAD LA BELLEZA, ES LA UNICA PROTESTA QUE MERCE LA PENA EN ESTE ASQUEROSO MUNDO!
¡NOS VEMOS EL SÁBADO EN EL ESCAMELLAO!

2 comentarios:

Eloy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Eloy dijo...

¡Alucinante!
Sois unos cracks. Me caguen, ¡que envidia! Eso es hacer montaña.
Ahora, que al Julián seguro que no le diste la chapa que nos hubieras dado a nosotros para subir a Horcados Rojos. Seguro que si es el Justi lo subes por las patillas o acaba subiendo para no escucharte (eso sí, haciéndote previamente jurar, jurar, JURAR ... y acabar llorando). Todavía recuerdo la pataleta de la nocturna del año pasado para que se quedase a vivaquear contigo un día más.
Me alegro de que disfrutes así.
Respecto a lo del sabado me moría de ganas de ir, pero a riesgo de parecer el pupas, tengo que decir que he pasado esta semana una gastroenteritis víricas (de esas que te pegan los niños cuando vienen de la guarde) y todavía se me va la vida por las piernas. Aunque no veais, estoy má fino que cuando hacía montaña.
Un saludo y no dejeis de contarlo