Norma que debiera ser de obligado cumplimiento

Norma que debiera ser de obligado cumplimiento para todos
Para facilitar la organización de vehículos y saber a quienes hay que esperar en Mompía o en cualquier otro lugar de reunión de salida, se ruega muy encarecidamente enviar un mensaje bien al móvil, o bien al correo electrónico de Alberto o quien dirija la salida, indicando quiénes van a ir a la marcha, lo más tarde el viernes al mediodía, si es posible.

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

martes, 15 de enero de 2019

Fotos de la subida al Cabezu las Turriacas en el Puertu Nedrina

 Hoy martes 15/1/2019 Jackie y yo salimos de Bores (240) y subimos al Cabezu las Turriacas (1.262) en el Puertu Nedrina.
Salimos de casa a las 6,35 horas, y a las 14 horas ya estábamos en casa de nuevo.
Amaneció con una gran helada; luego salio el sol, y tuvimos una buena mañana para hacer montaña.
Hicimos un recorrido de 18 kilómetros, y 1.217 metros de desnivel positivo, y otros tantos negativos. Este recorrido es de unos 14 kilómetros y unos 1.080 metros de desnivel, pero cuando llegamos al Cabezu las Turriacas, había yeguas por el entorno, y decidí bajarlas para que el jueves que dan nieve en la zona hasta los 600 metros no las coja, y cuando bajábamos por la Braña de Huesa ya bajábamos 20 yeguas, y nos encontramos con Miguel el de Cuñaba, que traía otras cinco, por lo que las juntamos, y al final hicimos unos cuatro kilómetros de más, corriendo detrás de las yeguas.

    Así amanecía desde el Puertu Nedrina
    Niebla en el cauce del Río Cares
    La Braña de Bondi
    La Braña de Hortigal
    El Hito del Mozu los Llanos
    El Cabezu las Turriacas
    En el Cabezu las Turriacas
    Jackie haciendo cumbre en el Cabezu las Turriacas
   El Picu Urriellu desde el Cabezu las Turriacas
   La Cerralosa, desde el Cabezu las Turriacas
   La Braña de Llau
   Otra de la Cerralosa
   Cabeza Vigueras, desde el Cabezu las Turriacas
   Yeguas en el Cabezu Librotu
   Las yeguas que bajamos