Norma que debiera ser de obligado cumplimiento

Norma que debiera ser de obligado cumplimiento para todos
Para facilitar la organización de vehículos y saber a quienes hay que esperar en Mompía o en cualquier otro lugar de reunión de salida, se ruega muy encarecidamente enviar un mensaje bien al móvil, o bien al correo electrónico de Alberto o quien dirija la salida, indicando quiénes van a ir a la marcha, lo más tarde el viernes al mediodía, si es posible.

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

martes, 27 de agosto de 2013

4 AÑOS DESPUÉS; INTEGRAL DE FUENTES CARRIONAS.

El pasado fin de semana viernes 9, sábado 10 y domingo 11, Jose y yo afrontamos de nuevo, cuatro años después de conseguirlo por primera vez, el fuerte reto de superar el recorrido de la llamada integral de Fuentes Carrionas. En esta ocasión, el amigo Jota no puede acompañarnos como hizo en el 2.009, por lo que a las 8 de la tarde partimos del pueblo de Vidrieros los dos solitos, confiando en que cuando acabemos el domingo en el aparcamiento de Cardaño, al pie del Espigüete, encontremos algún alma caritativa que nos acerque en coche hasta Vidrieros.
 ¡Si no, tendríamos que recorrer 15 Km. andando hasta nuestro coche!
Las previsiones del tiempo, inmejorables para este fin de semana, además, en estos días se dejan ver en el cielo estrellado las Perséidas, lluvia de estrellas fugaces también llamadas lágrimas de San Lorenzo.
Con estas buenas perspectivas, como decía, nos ponemos en marcha a las 8 en punto de la tarde, después de habernos metido en el cuerpo una suculenta cena.
Foto de salida en Vidrieros, sobre el puente del río Carrión. Por encima de su nacimiento pasaremos al día siguiente.
La idea inicial era vivaquear esta noche en la campa que existe por debajo de las primeras pedreras de la subida al Curavacas, (que es la primera gran cumbre que hay superar en la integral), como hicimos la primera vez que realizamos este recorrido, pero ante la perspectiva de que esta noche pueda ser espectacular para contemplar el cielo estrellado, le propongo a Jose tirar hasta la cumbre y pasar la noche en ella.
A proposiciones de este tipo, el amigo Jose nunca pone ninguna pega.
En la hermosa fuente que existe al pie de los primeros pedreros cargamos con 5 litros de agua. Hasta mañana por la tarde no volveremos a encontrar el liquido elemento, y el calor a mediados de agosto aprieta de lo lindo, así que nos tomamos la subida con mucha "filosofía", ¡total, tenemos toda la noche para superar los 1.200 metros que hay hasta la cumbre!.
Pasadas las 11,30 llegamos a la cumbre del Curavacas, a 2.520 mt de altitud. La segunda parte de la ascensión la hemos realizado alumbrándonos con las luces de nuestras frontales, lo que nos ha supuesto ir con la máxima concentración para no perder el sendero y los hitos que marcan la subida.
Ahora solo nos queda buscar unos buenos lechos para tirar las esterillas y los sacos, y para comenzar a disfrutar del espectáculo que nos ofrece el cielo estrellado y las luces de las decenas de pueblos que se contemplan en la lejanía en todas direcciones.
Hacia el Sur, por encima de las luces de Saldaña, vemos algunas de las estrellas que forman las constelaciones del Escorpión, Libra y Ofiuco. En la parte superior, si os fijáis bien, también se puede observar el trazo de una estrella fugaz que conseguí cazar en los segundos que dura la exposición para hacer la foto.
Un poquito mas hacia el Este que las anteriores vemos a Sagitario, con toda la franja luminosa de la vía láctea que no se aprecia en la foto.
En esta vemos a Jose en su saco con las estrellas de Sagitario por encima de el y de la cumbre del Curavacas.
Me tiro buena parte de la noche con la cabeza fuera del saco contemplando esta maravilla y las numerosas estrellas fugaces que cada poco tiempo rasgan el cielo con sus trazos luminosos, algunas de ellas verdaderamente espectaculares. La temperatura dentro del saco de plumas resulta incluso un poco calurosa. Solo ya avanzada la madrugada consigo dormir un rato seguido.
 A las 7 suena el despertador, el sol ya está a punto de salir y la claridad del día nos descubre por primera vez las magníficas vistas que nos ofrece la cumbre.
Como esta hacia el Este, con la sombras alargadas del Curavacas y el Espigüete.
Nuestro nido de águilas recibe los primeros rayos de sol de la mañana.
Unos rebecos se acercan para darnos los buenos días con el pueblo de Vidrieros 1.200 metros por debajo nuestro.
Al fondo hacia el Sur, vemos la Peña Cueto de 1.951 mt. (a la izquierda, la mas redonda) y a su derecha la Peña del Fraile de 2.001 mt.
Hacia el norte vemos Peña Prieta y el Tres Provincias, que nos están esperando para esta tarde.
Recogemos nuestro vivac y antes de partir hacia las 8,30, nos hacemos la foto de cumbre en el Curavacas.
El pueblo de Vidrieros, de donde partimos ayer por la tarde.
 El Curavacas es una montaña alargada, con dos cumbres bastante separadas. La cumbre principal es la que esta mas al Este. La Oeste es mas difícil de superar, por lo que en la integral se salva haciendo una travesía por su cara Sur, sin llegar a pisar su cumbre.
Para mi es uno de los tramos mas bonitos de la integral, pues aunque en principio parece que son tramos de muy difícil recorrido, a medida que se introduce en ellos, se van superando con facilidad, aunque eso si, con la máxima concentración.
También es un tramo muy "fotogénico"
Aunque parezco el "hombre araña" la cosa no era para tanto, la foto engaña.
Superado el tramo mas delicado, vemos a nuestra derecha el Pozo Curavacas.
Nuestra siguiente cumbre es el Curruquilla de 2.420 mt.. Desde su cumbre vemos las dos del Curavacas. La de la derecha es la cumbre Oeste, cuyos farallones sur acabamos de superar. La de la izquierda es su cumbre principal donde hemos pasado la noche.
Cumbre del Curruquilla. Que quede constancia de que hemos pisado cu cima.
Ahora nos toca perder 200 mt. de desnivel para afrontar la bonita arista del Pico Hoya Continua, que es nuestra siguiente cumbre.
Al iniciar la arista del Hoya Continua, vemos a nuestra derecha los bonitos Pozos del Ves.
Cuando progresamos por la arista, una ligera brisa del Norte nos refresca un foco, pero en cuanto tenemos que pasar a las laderas sur de la montaña, pues hay zonas donde la arista es intransitable, el sol nos castiga de manera inmisericorde.
A las 12 en punto llegamos a la cumbre del Pico Hoya Continua, de 2.357 mt.
Desde esta cumbre, el cordal da un giro de casi 90 grados y ahora nos dirigimos hacia el Norte, perdiendo casi 300 mt. hasta el Collado del Ves.
Desde este collado que se ve en el centro de la fotografía, nos toca ascender la larga arista que nos lleva hasta el Tres Provincias, pasando por el Alto de Calderon de 2.275 mt. (en la foto) y el Alto del Tio Celestino de 2.395 mt.. Son las horas del mediodía y el sol y el calor nos hacen sufrir de lo lindo. ¡Pero que somos, hombres o "gominolas"!
Estoy pasando un mal momento, -me parce que me esta entrando una "pájara"-, le comento a Jose.
 Nos paramos a "recuperarnos" un poco y una nube de moscas, mosquitos y hormigas voladoras nos rodean y nos atacan sin piedad. Como unos higos pasos antes de que los bichos nos coman a nosotros y rápidamente nos ponemos de nuevo en marcha. Enseguida compruebo que los higos han hecho un milagro y me encuentro totalmente recuperado. Hace un rato no podía con el alma y ahora subo disfrutando a tope.
Pasamos junto a un nevero por encima de la Laguna de Fuentes Carrionas, punto de nacimiento del río Carrión.

Enseguida llegamos al Alto de Fuentes Carrionas a la derecha de las Agujas de Cardaño y al pie del Tres Provincias. Como el Tres Provincias y Peña Prieta quedan fuera de la linea de nuestro camino, dejamos en el collado las mochilas para realizar estas dos cumbres, después de lo cual volvemos a recuperarlas para meternos en la incomoda canal que tenemos que descender para superar las Agujas de Cardaño, intransitables por su crestería, y para ir en busca de agua para abastecer nuestras ya escasas provisiones de liquido elemento.
 En el Tres Provincias 2.499 mt.
Y en Peña Prieta 2.538 mts. el punto mas alto de la integral.
Como este año la primavera y el verano han sido muy lluviosos, encontramos un hermosos manantial bastante mas arriba que hace cuatro años, con lo que nos ahorramos el tener que descender y luego volver a superar mas de cien metros.
Llenamos nuestras botellas, nos refrescamos la cara y los pies, nos metemos una suculenta cena (bueno, hubiese estado mucho mejor una hermosa lubina al horno con una buena ración de patatas fritas, pero la vida del montañero es muy "dura") y como aún es hora temprana, cargamos de nuevo con nuestras mochilas para superar hoy las cumbres del Lomas y del Cuartas y así adelantar "tarea" para mañana. Buscaremos donde dormir pasadas estas dos cumbres.
Jose que sube por delante mio, llegando al Pico Lomas.
Cumbre del Pico Lomas de 2.444 mt.
El Pico Cuartas esta muy próximo del Lomas, por lo que en veinte minutos estamos en su cumbre, a 2.457 mt.
Desde su cumbre vemos a nuestros pies los bonitos lagos de los Hoyos de Vargas
La foto de cumbre no puede faltar. Ya muy lejos vemos la cumbre del Curavacas de donde partimos esta mañana, hace ahora 12 horas.
Le propongo a Jose dormir en esta cumbre, pero el ha echado el ojo a una campa que hay en un colladito por debajo de la cumbre que parece tener un suelo mucho mas mullido.
Ante esta oferta no me puedo resistir. Aunque las vistas son mas atrayentes en la cumbre, la perspectiva de tan buen colchón me seduce.
En pocos minutos tenemos acondicionadas nuestras suites y nos disponemos a contemplar una bonita puesta de sol.
Que se oculta a la derecha de la Peña Ten y del Pileñes y a la izquierda del Tiatordos y del Maciédome, pico este último que visitamos hace no muchos días.
Poco a poco la oscuridad de la noche va cubriéndolo todo y el cielo estrellado se nos muestra de nuevo con todo su esplendor. En esta foto se ven las constelaciones de otoño-invierno que comienzan a emerger por encima de la crestería entre el Lomas y el Cuartas. La constelación del Toro (Taurus) en forma de V con el ramillete de las Pléyades por encima de ella. A su izquierda la del Cochero (Auriga) con Capella, su estrella mas brillante.
En esta se ve la forma de W de Casiopea y en la parte inferior, una parte de la constelación de Perseo (Perseus) desde donde aparentemente parecen surgir las estrellas fugaces que se ven en estos días y por cuyo motivo llevan el nombre de Perseidas.
 Con tanta contemplación, a las 6,30 cuando suena el despertador, ninguno de los dos se entra, y cuando nos despertamos son ya pasadas las 7.
 Rápidamente recogemos todo, desayunamos y nos ponemos en marcha un poco mas tarde de lo que queríamos, pues hoy nos queda un fuerte hueso que "roer", el Espigüete.
Pero antes tenemos que superar el Pico de las Guadañas, Peñas Malas, y el Pico Murcia, y el peor tramo de todo el recorrido, que es el que media entre el Murcia y el Espigüete. Es muy largo, hay que perder casi 400 metros y toca recorrerlo por el mediodía que es cuando mas "machaca" el sol.
Aquí estamos en la cumbre del Pico de las Guadañas de 2.248 mt.
A continuación nos dirigimos hacia Peñas Malas, bonita montaña con una larga y afilada arista.
Aquí estoy en su cumbre de 2.282 mt. con el Pico Murcia al fondo.
A las 12 del mediodía pisamos su cumbre de 2.351 mt.
Desde su cumbre tenemos una inmejorable vista del último escollo fuerte de la integral, la arista Oeste del Espigüete, con el pueblo de Guardo al fondo.
 Ahora nos toca descender casi 400 metros para llegar a los Collados de Mazodre y al de Arra con continuos "sube-baja". Desde la cumbre del Murcia hasta llegar al pie de la arista del Espi lleva casi dos horas de duro bregar.
Cuando al fin llegamos al pie de la arista comenzamos su vertical ascensión con la idea de encontrar en su tramo inicial un camino mas a la derecha de por donde lo hicimos hace cuatro años Jose y yo y que fue por donde ascendió Jota, que se juntó mas arriba con nosotros.
Y efectivamente, enseguida vemos unos hitos que se elevan por una empinada canaleta con mucha piedra suelta que rápidamente gana altura. Pero de repente, esta canaleta se corta y no vemos por donde puede tener continuidad. Intento elevarme un poco por un terreno mas vertical y no lo veo nada claro. Jose espera por debajo mio. Intento darme la vuelta, pero el peso de la mochila me desequilibra y me causa una gran inseguridad.
-¡¡Ufff!! ¡esto se pone feo!
Busco poder descender hasta donde está Jose por otro sitio un poco mas seguro y a mi derecha lo encuentro.
Un poco mas calmado y con muchísimo cuidado llego hasta el.
¡Hay que darse la vuelta!.
En estos momentos siento que no vamos a poder completar la integral. Lo que me pide el cuerpo es pasar del Espigüete y descender de nuevo al Collado de Arra para bajar a coger el camino de la cascada de Mazobre que en poco mas de una hora nos llevaría al aparcamiento de Cardaño.
Descendemos hasta el punto donde nos desviamos del itinerario de la chimenea que fue por donde ascendimos la otra vez.
¿Tiramos por aquí? le digo a Jose.
Si ya subimos una vez lo podemos hacer otra.
Jose no está muy seguro, pues no se recuerda muy bien por donde ascendimos.
Tiramos para allá y enseguida nos metemos en la chimenea que es un poco vertical pero con muy buenos agarres.
La superamos con cierta facilidad y seguimos ascendiendo por la vertical arista y enseguida llegamos al punto donde hay que hacer un vertical destrepe, también con buenos agarres pero que requiere nuestra máxima atención sobre todo por las pesadas mochilas.
Ahora el camino ya lo tenemos totalmente claro. Solo requiere mucha atención y tirar hacia arriba.
En la foto de arriba se ve nuestro itinerario en amarillo y en rojo el tramo donde nos tuvimos que dar la vuelta.
Ya sin dificultad y "sufriendo-disfrutando" llegamos a la parte final de la arista, dando ya vista a la cumbre.
Al fondo vemos el embalse y el pueblo de Riaño con su puente.
Al Sur tenemos Velilla del Río Carrión con su central térmica y al fondo a la izquierda el pueblo de Guardo.
Jose, con un magnífico fondo, recorre los últimos metros antes de la cumbre del Espigüete.
Unos minutos antes de las cuatro pisamos la última cumbre de la integral. Estamos a 2.451 mt.
Tenemos que recorrer la larga arista del Espi para descender hasta los 1.340 mt. a los que esta el aparcamiento donde termina nuestro recorrido. Es uno de los recorridos mas bonitos y espectaculares que se pueden realizar por la cordillera, pero a estas alturas, con el cansancio que ya llevamos encima, se nos hace interminable y apenas nos paramos a contemplar las magníficas vistas que este descenso ofrece.

Pasadas las siete de la tarde llegamos al aparcamiento.
¡Cansados, muy cansados! ¡pero totalmente satisfechos por el reto superado!
Jose llega particularmente mal. Ha estado todo el día mal del estomago, con muchas ganas de devolver, pero sin poder hacerlo. Al día siguiente cuando hablamos me comenta que ha perdido ¡cinco kilos!
¡Lo puedes patentar como una estupenda dieta de adelgazamiento!
Nada mas llegar al aparcamiento dos parejas que han estado caminando por la zona, rápidamente se nos ofrecen para llevarnos en coche hasta Vidrieros.
Afortunadamente aún se encuentra uno por el mundo a gente estupenda.
Por último os pongo unos mapas del recorrido de la integral por si alguno se siente con ganas.
Este primero con la salida de Vidrieros y el acercamiento hacia el Curavacas por el Valle de Cabriles
Ascenso por el Callejo Grande hasta la cumbre del Curavacas donde realizamos el primer vivac y continuación por la travesía del Curavacas hasta llegar a la cumbre del Curruquilla.
Del Curruquilla a la cumbre de Hoya Continua y descenso hasta el Collado del Ves.
Del Collado del Ves, ascenso por toda la arista hacia el Tres Provincias pasando por el alto del Tio Celestino.
Tres Provincias, Peña Prieta, descenso por debajo de las Agujas de Cardaño hasta encontrar agua para ascender hasta el Pico Lomas y el Cuartas, al pie del cual vivaqueamos el segundo día.
Continuación por el Pico de las Guadañas y Peñas Malas.
Siguiendo por el Pico Murcia.
Del Murcia, descenso hasta el collado de Mazobre.
Y por último travesía del Espigüete de Oeste a Este para terminar en el aparcamiento en la carretera de Cardaño de Arriba.
Esta es una gráfica con los kilómetros y los desniveles del recorrido. 34 kilómetros y 3.400 metros de ascensión y 3. 400 en descenso.
Y esto fue todo. Una gran travesía con dos magníficos vivac.
PARA VER EL VÍDEO DE LA INTEGRAL, PINCHAR AQUI
¡¡Hasta la próxima!!

2 comentarios:

Justyn dijo...

Bertín, Bertín, que no eres bueno....
¿Vaya zurra, no?
Me recuerda a cuando yo era joven. Que no tenía complejos, ni miedo, ni achaques, ni..... Pero ahora....
¡Bien, monstruos!
Y el reportaje, aunque con agotamientos, ha quedado bordado.
¡A ver si la próxima tengo tiempo yo y no llueve!

Alvaro Gomez dijo...

SOBRESALIENTE¡¡¡¡¡¡¡